La Dra. Natalia Ribé ha desarrollado una nueva técnica personal: AMARNA©, diseñada especialmente para rejuvenecer y dar firmeza a la zona del cuello.

La técnica consiste en una terapia dúo dinámica que trabaja a dos niveles actuando directamente sobre la laxitud y la calidad de la piel.

El cuello es una de las zonas olvidadas que delatan nuestra edad. Su piel es más delicada y la pérdida de colágeno y ácido hialurónico con el paso del tiempo, hacen que dicha zona precise de cuidados específicos con el fin de mantener la piel firme y libre de arrugas.

Además, el uso continuado de los dispositivos tecnológicos ha dado lugar, en los últimos tiempos, a la aparición de un envejecimiento prematuro de la zona del cuello en pacientes jóvenes (entre 18 y 39 años aproximadamente), que se conoce como el síndrome tech-neck y, que además, de afectar al tono muscular de la columna y aumentar la rigidez y tensión de cuello y hombros, aumenta también las arrugas de una zona tan delicada y sensible como es la del cuello.

La Doctora Natalia Ribé, especialista en Medicina Estética, presenta su nuevo protocolo: AMARNA© para conseguir un cuello esbelto, firme e hidratado. Los resultados son naturales y progresivos y le confieren a una zona tan delicada y atractiva como el cuello, la elegancia que merece.

La técnica es dúo dinámica, por lo que permite trabajar a dos niveles, actuando de ese modo directamente sobre la laxitud y calidad de la piel de dicha zona.

TÉCNICA PERSONAL AMARNA© – rejuvenecimiento de la zona del cuello

El cuello ha resultado siempre un signo de feminidad y sensualidad, de ahí que, en diferentes culturas, se haya potenciado y venerado la importancia de un cuello esbelto.

Amarna es el nombre con el que la Doctora ha bautizado su última técnica personal, en honor a Tell-el-Amarna, la capital del antiguo Egipto que revolucionó la época a nivel artístico a pesar de su corto periodo de tiempo.

El arte Armaniense rompió convencionalismos con la representación de escenas sobre la vida cotidiana del faraón con grandes dosis de naturalismo y realismo. Sus obras destacaban por su simetría y estilización de la figura
humana, especialmente en lo que al cuello se refiere, un atributo que dotaba a las figuras de distinción y prestancia.

La representación icónica de este periodo es el famoso busto de la mujer del faraón Akhenaton, Nefertiti.

Asesoramiento histórico: Dr. Josep Padró y Dr. Jordi Campillo.

¿En qué consiste la técnica AMARNA©?

La nueva técnica de la Dra. Natalia Ribé consiste en una terapia dúo dinámica que trabaja a dos niveles:

  1. Revitalización Hydrostretch con Viscoderm® Hydrobooster
    Tratamiento a base de ácido hialurónico estabilizado capaz de conseguir una doble función. Un efecto biológico, hidratando y reestructurando el tejido en profundidad, que junto a la acción mecánica permite trabajar las arrugas del cuello, consiguiendo un efecto tensor único de las arrugas más superficiales.
    Gracias a las características de viscosidad y alta elasticidad, el gel Viscoderm® Hydrobooster garantiza una óptima integración en el tejido. Es por ello el aliado perfecto de las áreas dinámicas del rostro y del cuello, ya que se adapta a cada zona.
    La técnica de inyección se realiza con cánula con técnica lineal retrotrazante en abanico con un punto de entrada por cada lado y 2-3 trazos horizontales en la zona submentoniana.
  2. Bioremodelación con Profhilo®
    Mejora la estructura y calidad de la piel a nivel superficial. A base de ácido hialurónico con dos pesos moleculares, Profhilo® produce un efecto tensor que contrarresta la laxitud de la piel mientras la remodela. Con acción bio-regeneradora, que estimula la producción endógena, nutre las células de la dermis y recupera la firmeza de la piel con efectos a largo plazo.
    La técnica se realiza con 10-12 puntos de inyección con aguja, o con cánula con técnica lineal retrotrazante con un punto de entrada por cada lado, dependiendo de las necesidades y tipología de paciente y siempre teniendo en cuenta la anatomía del cuello, asegurando los puntos de inyección con el fin de evitar posibles daños estructurales vitales. El grosor de la piel y la grasa submentoniana varía entre individuos y con el paso de los años y el envejecimiento.

Ambos ácidos hialurónicos presentan una excelente tolerabilidad, con resultados clínicamente probados y por la aprobación de la FDA de la materia prima del AH ultrapuro SHYALT de IBSA.

¿Qué conseguiremos con la técnica AMARNA©?

Con la técnica personal AMARNA© conseguiremos un cuello esbelto, firme e hidratado, que promueve la elasticidad y remodelación del soporte de la matriz extracelular, lo cual fomenta y mantiene la viabilidad de los fibroblastos, los queratinocitos y los adipocitos. Resulta el tratamiento ideal para aquellas pacientes que desean ver resultados inmediatos respecto a la
mejora de la laxitud cutánea, concretamente:

• En el proceso fisiológico del tejido envejecido, en presencia de alteraciones en las fibras elásticas y colágeno.
• En el proceso de reparación del tejido dérmico.
• En caso de pérdida o tejido adiposo comprometido.

Las técnicas de rejuvenecimiento del cuello con ácido hialurónico ofrecen resultados muy satisfactorios y son sencillos de aplicar. El alto grado de pureza de este producto lo hace biocompatible (porque está compuesto de ácido hialurónico con un alto grado de pureza producido mediante biofermentación), seguro (gracias la ausencia de aditivos, por lo que los
efectos adversos disminuyen) y eficaz (por su duración prolongada), nutriendo las células de la dermis y recuperando la firmeza de la piel, todo ello con una duración prolongada.

Para un abordaje holístico del rejuvenecimiento de la zona del cuello, en determinadas ocasiones o según la tipología de paciente, se puede requerir completar el tratamiento con hilos tensores/suturas.

¿A quién se dirige la técnica AMARNA©?

AMARNA© se dirige tanto a mujeres como hombres de todas las edades.

Aunque el paso del tiempo se refleja de manera inequívoca en esta zona, es cierto que las mujeres son las que más demandan dichos tratamientos, tanto por la calidad de la piel -más fina que la de los hombres- como por ser una de las zonas que más delata los signos de la edad. Además, el envejecimiento del cuello no siempre es causa del paso del tiempo, teniendo en ocasiones un componente genético, por ello AMARNA© es una técnica dirigida a todas las edades.

Las técnicas que tratan la zona cuello deben ser siempre realizadas por expertos formados especialmente para tratar esta zona tan delicada y conseguir excelentes resultados. Como médico formador en técnicas básicas y avanzadas, tanto a nivel nacional como internacional, la Dra. Natalia Ribé explica que la técnica debe ser muy cuidada, precisa y con un buen conocimiento anatómico de la misma con el fin de conseguir un resultado satisfactorio.

Duración y periodicidad de la técnica AMARNA©

Se recomiendan un protocolo de 3 a 5 sesiones con periodicidad quincenal/ mensual. La Dra. Natalia Ribé recomienda realizar estos tratamientos 2 veces al año para mantener la piel firme e hidratada. No obstante, tanto el número de sesiones como la cantidad de producto, dependerán del grado de envejecimiento que presente el paciente.

El resultado de la técnica AMARNA©

Tras la realización del tratamiento, el cuello muestra una mejor turgencia (similar al efecto tensor), la piel se muestra más hidratada, y se reduce la profundidad de los surcos.

Post intervención de la técnica AMARNA©

Después del tratamiento, la Dra. Natalia Ribé recomienda a sus pacientes el cuidado diario de la zona a tratar con la aplicación serums específicos para la zona. En determinadas ocasiones, se recomienda combinar el protocolo con otros procedimientos médico estéticos.

Consejos de la Dra. Natalia Ribé

• Aplicar cremas específicas para dicha zona para hidratar, tensar y mejorar el aspecto, mañana y noche.
• Evitar hábitos poco saludables: tabaco, estrés, alcohol… ya que en general alteran la capacidad de renovación de las células, disminuyen su función y pueden favorecer la liberación de sustancias tóxicas por el organismo que afectan a las células de la piel y musculares, entre otras.
• Controlar nuestra alimentación: evitar los excesos, incorporar antioxidantes a nuestra dieta que nos aportarán colágeno entre otros compuestos para reafirmar la piel. Se recomienda beber agua (dos litros diarios).
• Prevenir la retención de líquidos (comer con poca sal) y evitar dietas drásticas en las que se pierde peso muy rápido.
• Evitar la exposición al sol: utilizar siempre fotoprotectores adecuados, tanto en invierno como en verano.
• Mejorar la circulación: mediante masajes específicos para la zona del cuello. La circulación sanguínea nos aporta los nutrientes para la renovación celular y el drenaje linfático que permite la eliminación de toxinas.
• Al utilizar el móvil, levanta los brazos hacia arriba en vez de agachar la cabeza.
• Cuando trabajes con el ordenador, procura que tu mirada describa una línea recta hasta la pantalla.
• Haz descansos y limita el tiempo frente a los dispositivos electrónicos.