La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado una nueva indicación para la tecnología no invasiva de radiofrecuencia (RF) TruSculpt 3D desarrollada por Cutera para la eliminación de la grasa. Este tratamiento permite eliminar grasa localizada y persistente en diferentes zonas, tales como abdomen, flancos, espalda, así como la cara interna y externa de los muslos sin necesidad de analgesia.

La grasa corporal se deposita según un patrón genético que puede modificarse, en parte, con una correcta alimentación y la práctica de actividad física. Sin embargo, estos factores no hacen desaparecer al 100% la grasa en zonas localizadas. La plataforma TruSculpt 3D, que ha recibido recientemente la aprobación de una nueva indicación por parte de la FDA, ha revolucionado los tratamientos de modelado corporal puesto que permite reducir la circunferencia y disminuir de manera  significativa la grasa corporal aplicando temperaturas terapéuticas al tejido adiposo en el menor tiempo posible, consiguiendo la apoptosis (muerte celular programada) de las células grasas.

“La aprobación de esta nueva indicación confirma que esta tecnología funciona para reducir las áreas de grasa no deseada”, ha señalado el Dr.Ashish Bhatia, Prof. Asociado de Dermatología Clínica de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern.

 

Seguridad para los pacientes

En los últimos años ha aumentado el interés por los tratamientos de estética y cirugía tanto en mujeres como en hombres. Tal y como señalan desde la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), más de un 30% de la población ha recibido alguno o varios tratamientos médico estéticos para la reducción de contorno,  y se prevé que en un plazo de cinco años esta cifra alcance el 50%.

El incremento en la demanda de estas técnicas también viene generado por la seguridad de estos tratamientos. En este sentido, las aprobaciones de las indicaciones por parte de los organismos reguladores suponen un reconocimiento y validación a la investigación, desarrollo y resultados de estos tratamientos.

Por ello, el presidente y CEO de Cutera, James Reinstein, ha destacado que la aprobación de la FDA de esta nueva indicación para la plataforma TruSculpt 3D refleja “el compromiso de Cutera de brindar una de las soluciones de contorno corporal más efectivas del mercado actual con eficacia clínicamente comprobada”. La aprobación de la FDA de esta nueva indicación supone una garantía de seguridad y eficacia para los pacientes y avala los resultados de esta plataforma para obtener la lipólisis y, con ello, la remodelación corporal no quirúrgica.

Sobre TruSculpt 3D, remodelación corporal no quirúrgica

La plataforma TruSculpt® 3D utiliza la tecnología de radiofrecuencia (RF) monopolar controlada para proporcionar un calentamiento uniforme y profundo del tejido adiposo subcutáneo, de acuerdo a la dimensión, definición y profundidad del mismo. TruSculpt 3D es apto para  distintos tamaños, un sistema de control e información de la temperatura a tiempo real para dar una solución más que eficaz al problema estético a tratar.

Gracias a las dos piezas ergonómicas –la grande de 40 cm² y la pequeña de 16 cm² – se puede tratar fácil y cómodamente cualquier zona problemática del cuerpo sin importar su tamaño. La pieza de mayor tamaño permite el tratamiento de zonas como flancos, glúteos, piernas y abdomen. El dispositivo de menores dimensiones es idóneo para trabajar papada o brazos. La pieza de mano TruSculpt 3D se coloca en tu piel en el área a tratar y se aplica un pulso de RF para calentar profundamente el tejido.

La tecnología del TruSculpt 3D eleva la temperatura de las células grasas y se produce la apoptosis o la muerte programada de las células grasas, lo que disminuye el número de adipocitos y la desaparición o disminución de la capa de grasa.