La trigésimo segunda edición del Congreso Nacional de Medicina Estética que se celebrará del 16 al 18 de febrero en Málaga acogerá a más de 1.500 profesionales del sector. Según señalan los organizadores, se espera un significativo aumento de los participantes, sobre todo, internacionales.

De nuevo, más de 1.500 profesionales del sector se reunirán en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (FYCMA) para conocer las últimas novedades científicas y académicas relacionadas con la Medicina Estética. Uno de los principales objetivos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), sociedad decana del sector, es el de visualizar el excelente posicionamiento internacional que ya ha logrado la Medicina Estética Española.

Como en las pasadas ediciones, el alcalde, Francisco de la Torre, presidirá el acto de inauguración de este Congreso, que se celebra por cuarta vez en la ciudad de Málaga. La Conferencia inaugural correrá a cargo del Doctor Víctor Campos Arillo, director del Área de Neurociencias del Hospital Vithas Xanit Internacional, que ofrecerá una ponencia titulada “Mente e Imagen Corporal: hasta que la muerte nos separe”.

 En esta ocasión, el congreso ofrecerá tres cursos pre-congresos, nueve simposios, diez sesiones, doce  talleres prácticos, además de  la Clínica en marcha durante todo el congreso.

 Aumenta el porcentaje de participantes internacionales

En la pasada edición, el número de congresistas se incrementó un 20% respecto a la celebración del Congreso Nacional de Medicina Estética en 2015. Según la empresa organizadora, en esta nueva edición, se estima un crecimiento similar. De hecho, se informa de un aumento significativo en las solicitudes de participación de congresistas foráneos y de ponentes internacionales. Entre otros profesionales de primera línea, participarán como conferenciantes médicos de prestigio internacional, el Dr. Efrain Olszewer, uno de los mayores expertos en Medicina Ortomolecular; el Dr. Manraj Bath o el Dr. Christopher Zachary, jefe del departamento de dermatología en la prestigiosa Universidad de California.

 Además, contará como institución invitada con la presencia y colaboración de la Sociedad Portuguesa de Medicina Estética, lo que pone de relieve la fuerte apuesta de la Medicina Estética Española por fortalecer su excelente posicionamiento internacional.

Resultados del estudio sobre el impacto social de la Medicina Estética en España

Durante el Congreso, se aprovechará la ocasión para presentar los resultados de un extenso estudio que ha sido encargado a una consultora externa por la SEME.

 La primera fase de este estudio tenía por objetivo el estudio del impacto social de la Medicina Estética sobre varias dimensiones económicas y sociales como empleo, “Marca España” o generación de empresas, entre otras. Según ha señalado la Dra. Vega, presidenta de la SEME: “estamos convencidos de que este estudio contribuirá a demostrar la fortaleza que ya tiene nuestra área de especialización en el panorama sanitario español y nos ayudará a visualizar el impacto que puede suponer, en muchos aspectos, la institucionalización de la Medicina Estética como disciplina y la oficialización de su formación”.

Nuevos avances en el posicionamiento institucional de la Medicina Estética Española

Esta área médica aún está en proceso de ser reconocida como disciplina oficialmente institucionalizada en muchos países europeos. Por eso, uno de los principales objetivos de las sociedades médico-estéticas, como la SEME, es la defensa de la seguridad de los pacientes. “La falta de concienciación sobre la importancia de que cualquier tratamiento médico-estético sea aplicado por profesionales médicos supone importantes riesgos para la salud de los pacientes y la ausencia de garantías de que el tratamiento alcance los resultados esperados”, comenta el doctor Alberto Morano, portavoz de comunicación de la SEME.

 El último logro, resultado de la colaboración de sociedades médico-españolas -tanto nacionales como internacionales- ha sido la paralización de la normativa CEN 409, una propuesta de estandarización que de ser aprobada permitiría la aplicación de tratamiento médico-estéticos en centros de belleza sin necesidad de supervisión médica.

 Recientemente, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha remitido un escrito a AENOR, comunicándole que esta normativa vulnera la normativa estatal básica por lo que le solicita una desviación de dicho protocolo para que los tratamientos y técnicas recogidas en el estándar (peelings químicos, láser, IPL, radiofrecuencia, microdermoabrasión, micro-needling y mesoterapia) no puedan ser realizado por personal no médico.

En trámite el diploma de acreditación y la acreditación avanzada en Medicina Estética, primer paso hacia la oficialización de la formación médico-estética

 Hace sólo unos meses, las doctoras Petra Vega y Sofía Ruíz del Cueto se reunieron con Carlos Jesús Moreno Sánchez, director general de ordenación profesional del Ministerio de Sanidad, para conocer el estado del Diploma de Acreditación y la Acreditación Avanzada en Medicina Estética, cuya confirmación supondría un paso fundamental hacia la oficialización de la formación médico-estética.

 Según ha indicado la doctora Vega, el Ministerio confirmó que tenían previsto reunir a la Comisión Nacional de Formación Continuada durante este mes de enero y que, una vez aprobados y publicados los diplomas en trámite, se iniciaría el proceso para la oficialización de las próximas acreditaciones profesionales, entre las que están incluidas las médico-estéticas.

Sobre la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME)

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) es una organización científica sin ánimo de lucro fundada en 1984, y por ello decana del sector, que cuenta con más de 700 médicos asociados en toda España. La institución ha sido oficialmente reconocida por la Unión Internacional de Sociedades de Medicina Estética (UIME) y como tal constituye la única organización española de esta especialidad médica integrada en organizaciones europeas e internacionales.

Su principal objetivo es fomentar una formación adecuada y reglada para los profesionales que desempeñan la Medicina Estética, especialidad que no incluye a la Cirugía Estética o Plástica. Además, la SEME mantiene contactos con la Administración (gobierno nacional y comunidades autónomas) y los órganos de representación profesional para colaborar en la regularización de esta área de dedicación médica, luchar contra el intrusismo y velar por un adecuado control e inspección de los establecimientos que ofrecen estos tratamientos.