valentinUn año más te encuentras ante el reto de sorprender a tu chico en el día de San Valentín.  Esta vez, te gustaría que el regalo fuera, de verdad, original y dejar atrás perfumes, corbatas y libros. Piensa qué te gusta de él y quizá obtengas una buena pista. Te encanta verle guapo y atractivo. Te gusta presumir de tu pareja ante amigos y familiares. Entonces, ¿por qué no regalarle belleza?

 

Es posible que sea coqueto o quizá no, pero en cualquiera de los casos, siempre puedes elegir algún tratamiento o producto que le rejuvenezca, o que, simplemente, le haga sentirse mejor.

 

Para los  más deportistas, Clínica del doctor Moisés Martín Anaya recomienda la  depilación láser. Ya sabéis que no son pocos los que eliminan el vello por ser molesto e interferir con la indumentaria o durante la competición. Otros hombres, tipo oso, padecen cierto complejo, por su abundante vello en algunas zonas como pecho o espalda.

Pues bien, en cuatro o cinco sesiones, dependiendo de cada caso, se elimina el problema de forma definitiva. También se aplica en algunas zonas del rostro.

 

Si tu chico es algo más atrevido, siempre puedes regalarle algún tratamiento rejuvenecedor del rostro. Los de Láser son ideales para ellos, menos habituados a la cirugía. Devuelve a su piel un aspecto joven, luminoso, uniforme. En este revolucionario sistema cada micro columna de luz está rodeada de piel sana, por lo que la recuperación es extremadamente rápida con respecto a los tradicionales equipos de CO2, y su flexibilidad permite realizarlo en varias sesiones

 

Relajantes y refrescantes, los tratamientos con mascarillas son ideales para los hombres a partir de los treinta. Forever Young , de gran éxito entre el público femenino, consta de tres mascarillas a base de elementos naturales. Rejuvenece y otorga brillo y elasticidad a la piel.

 

Asimismo, puedes ayudarle a reducir la barriguita cervecera invitándole a probar el Velashape, una técnica basada en un aparato que masajea la zona del vientre. La radiofrecuencia y la luz infrarroja penetran en el tejido graso de forma controlada consiguiendo el calentamiento del mismo ,  el aumento del flujo capilar, la reabsorción de líquidos  y el incremento de la circulación. Una forma suave y muy flexible de perder peso y esculpir