rinoQuien decide someterse a una rinoplastia es consciente de que la nariz es una de las partes más importantes a la hora de definir un rostro armonioso. Por eso mismo, cientos de centros de estética en toda España incluyen esta intervención en su catálogo.

No se pueden confundir los términos rinoplastia y rinomodelación. Las razones para que una persona decida someterse a una rinoplastia en centros como el del Dr. Díaz Gutiérrez son de diversa naturaleza. Puede tratarse de la solución a un problema de tipo respiratorio. En estos casos, la septoplastia es la intervención mediante la cual se corrige la desviación del tabique.

Por supuesto, una rinoplastia puede tener únicamente una motivación estética. Sea por el motivo que sea, es una intervención con un postoperatorio muy sencillo. Con esta operación estética pueden corregirse varios defectos que afectan a la nariz. Por descontado, no todos los pacientes precisan del mismo tipo de cirugía. Por ejemplo, los que presenten una giba dorsal prominente, el llamado popularmente tabique nasal arqueado, podrán corregir su problema tras someterse a esta intervención. Otras personas buscan un aumento o reducción de la nariz, algo que también consiguen los profesionales de clínicas como Dr. Díaz Gutiérrez con una rinoplastia. En el caso de que se quiera ganar en tamaño, es decir, aumentar la nariz, lo que se hace es rellenar la zona.

En los casos en los que los pacientes tengan la punta de la nariz caída, se refuerza esta parte para que no tienda a caer. Es importante tener en cuenta que se trata de un tipo de defecto que puede sumar algunos años extras al rostro si no se corrige. Para corregir una punta nasal ancha o redondeada, un defecto provocado por la separación de los cartílagos, también se puede optar por una rinoplastia.

Hay más diferencias esenciales entre rinoplastia y rinomodelación. En el primer caso es imprescindible pasar por el quirófano, algo que no es necesario en el caso de la rinomodelación. Mientras que la rinoplastia es un tipo de cirugía estética, la rinomodelación es una técnica de modificación estética. No obstante, la meta será la misma: modificar estéticamente la nariz. En el caso de la rinomodelación se realizan pequeños implantes en la nariz para moldearla de la forma deseada por el paciente. Eso sí, la rinomodelación no puede utilizarse para cualquier modificación estética. Dicho de todo modo, tan sólo se puede hacer un agrandamiento y no una reducción. Tampoco se puede modificar la parte ósea de la nariz o hacer una reconstrucción nasal tras una enfermedad o accidente. Por lo tanto, la intervención de rinoplastia es aplicable en muchos más casos.