A pesar de los avances producidos en materia de obstetricia, aún quedan algunas cuestiones que invitan a reflexión. El cuerpo de aquellas mujeres que deciden ser madres se ve sometido a numerosos cambios durante el embarazo, el parto y la lactancia, que pueden afectar a la estética y a la funcionalidad de las zonas, órganos o músculos implicados­­­­­­­­. La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), por el Día Internacional de la Medicina Estética -6 de septiembre-, lanza la campaña de concienciación “Cuídate, Cuídale” para destacar la importancia de que estas mujeres reciban un seguimiento médico activo para garantizar su bienestar a corto y largo plazo.

shutterstock_1830740-baja

 Debilitamiento de los músculos del abdomen, retención de líquidos, aparición de estrías, varices y otros problemas de índole circulatorio, flacidez en pecho y abdomen,disfunciones del suelo pélvico y, en caso de cicatrices, posibles molestias producidas en el perineo o en la línea del bikini; estas son algunas de las consecuencias más habituales y que pueden suponer un menoscabo del bienestar físico  y psíquico de la mujer que ha decidido ser madre de forma biológica.

 “En los últimos años, hemos avanzado mucho en tecnología y ciencia; sin embargo, sigue siendo común que el cuidado estético y funcional sea entendido como algo frívolo y superfluo cuando, en realidad, nuestra imagen exterior y lo cómodo que nos sintamos en nuestro cuerpo –y me refiero también y sobre todo a molestias físicas y dolor- tiene mucho que ver con nuestro bienestar físico y equilibrio psíquico”, señala la Dra. Vega, presidente de la SEME y añade: “En el caso de las mujeres que han pasado por un embarazo y/o parto, se acepta como algo natural que su cuerpo sufra determinados cambios y molestias –incluso de forma permanente- y desde luego que son algo natural, pero no por ello, como médicos, debemos de olvidarnuestra obligación de optimizar la calidad de vida de nuestros pacientes”.

 “El mayor problema –comenta el doctor Morano, portavoz de comunicación de la SEME- es que es la propia mujer la que decide ponerse en un segundo plano y como los profesionales restamos valor a las molestias asociados al embarazo, ellas mismas deciden pasarlas por alto y aprender a vivir con ellas…cuando en realidad estos problemas pueden ser fruto de un proceso natural pero no tienen porque conformarse. De hecho, hemos llamado a esta campaña “Cuídate, Cuídales” porque creemos que para poder cuidar a nuestros seres queridos y tener una relación saludable, uno tiene la obligación de cuidarse también asimismo.  El sentirte a gusto con tu propio cuerpo, en todos los sentidos –ausencia de dolor, buen tono muscular, buena circulación, etc.- , tiene mucho que ver con el bienestar y el equilibrio psicológico”.

En los últimos años, profesionales sanitarios de distintas especialidades han denunciado precisamente el “abandono” de la mujer tras el parto.“No conocemos cifras exactas de cuántas mujeres sufren de incontinencia, sequedad o molestias vaginales, problemas musculares -además de manchas o estrías tras el embarazo y el parto- ni de otros problemas estéticos o funcionales asociados al embarazo, pero diríamos que la mayoría sufrealguno de ellos. Estos cambios afectan al bienestar de estas mujeres y se dejan pasar meses o años hasta que se decide actuar sobre ellos, cuando, en realidad, los mejores resultados se obtienen cuanto antes se comiencen a tratar, siempre dejando un periodo prudencial para que el cuerpo se haya recuperado de forma natural” continúa la doctora Vega y añade:“En la mayoría de los casos en los que la mujer se somete a algún tratamiento para paliarlos, obtiene resultados altamente satisfactorios”.

De hecho, en los últimos añosse han desarrollado varias técnicas, poco invasoras, para mejorar toda la sintomatología vinculada a daños producidos en el canal del parto. “Los diferentes tipos de láser vaginal, pueden producir una retracción y regeneración del tejido que permita recuperar la función de los esfínteres y controlar la incontinencia urinaria o, incluso, disminuir el canal vaginal, facilitando así las relaciones íntimas.Cuando priorizamos la sequedad vaginal, un buen aliado son las infiltraciones de ácido hialurónico in situ que mejoran la hidratación y tumefacción de la mucosa, facilitando y mejorando así, las relaciones íntimas y evitando las molestias y dolores”, explica el doctor Morano.

Recomendaciones de la SEME tras un embarazo para optimizar su bienestar

  • Primer paso, valoración del suelo pélvico por parte de un fisioterapeuta especializado, a partir de las 10-12 semanas tras el parto. Esta es una medida que se realiza en varios países de Europa y que la mujer que haya decido ser madre debería considerar como una visita obligada. Esta valoración permitirá conocer y tratar, e incluso prevenir, problemas como la incontinencia urinaria, caída de las vísceras pélvicasu otras disfunciones como la aparición dedolor durante las relaciones sexuales, por ejemplo. En la mayoría de los casos, además de la rehabilitación pasiva-si es necesaria-, se recomendará una rehabilitación activa por parte de la paciente, que le ayudará a recuperarse más rápidamente.
  • Auto-exploración: aunque el embarazo y la posterior lactancia tienen efectos protectores contra el cáncer de mama, no se debe de pasar por alto la tan conveniente auto-exploración y, por supuesto, acudir rápidamente a su ginecólogo o obstetricita en caso de encontrar cualquier anomalía sospechosa.
  • Revisión odontológica: los cambios físicos sufridos durante el embarazo también afectan a la salud buco-dental; por eso, es importante hacer revisiones durante y tras el embarazo para prevenir cualquier problema que pueda agravarse de forma natural.
  • Deporte: lo ideal es esperar a que acabe el periodo de cuarentena y comenzar a realizar ejercicio de forma gradual siempre que se haya hablado sobre esta cuestión con el médico de cabecera y el ginecólogo. Practicar pilates, yoga y realizar ejercicios de Kegel pueden ser una magnífica ayuda para agilizar la recuperación. De hecho, realizar deporte es también fundamental para el equilibrio psicológico de la mujer tras el parto.
  • Visita a tu médico estético: en caso de manchas, alteraciones en la piel de tipo estético, flacidez y problemas de circulación –aparición de varices, molestias y/o retención de líquidos-, recomendamos realizar una visita a un especialista en medicina estética. Existe un amplio abanico de tratamientos que pueden servir de mucha ayuda para paliar y minimizar las principales molestias estéticas causadas por el embarazo.

 

Como parte de esta campaña, para todas aquellas mujeres que deseen conocer más sobre qué tratamientos médico estéticos pueden recibir tras el embarazo o el parto o si tienen alguna consulta sobre posibles soluciones a algunas de las secuelas del embarazo, el parto y la lactancia a nivel estético o funcional, la SEME ha habilitado un buzón que estará operativo desde el día 6 de septiembre hasta el día 31 de octubre.