TURISMO DE BISTURÍ : TODO INCLUÍDO , HOTEL, VUELO Y CIRUGÍA ESTÉTICA AL 70% DE DESCUENTO

El cirujano plástico Moisés Martín Anaya advierte de los graves peligros de estos paquetes “sanitario-vacacionales”Soft-562p

Viajar a un país exótico, pasar  quince días en un hotel de lujo con todo incluido y volver con un par de tallas más de pecho o dos menos de cintura. El precio, más de la mitad de lo que cuesta una intervención de cualquiera de estas cirugías estéticas en un hospital español con el mejor cirujano, el mejor equipo de anestesistas, los cuidados pre y post operatorios requeridos y las instalaciones adecuadas.

Estos son los reclamos del llamado turismo de bisturí contra el que alertan las autoridades sanitarias en general y los profesionales de este sector en particular.

 

Es el caso del cirujano plástico Moisés Martín Anaya, quien, en primer lugar, aclara la diferencia entre este realidad y el hecho de que algunos pacientes elijan libremente sus médicos en países en extranjeros, tanto en estética como en otra especialidad. De hecho, puntualiza, España es uno de los países a los que se identifica con el turismo sanitario, puesto que se encuentra en los primeros niveles de calidad , en cuanto a trato al paciente y resultados de la Unión Europea. Es el caso de la Cirugía Estética, pero también de la Traumatología y de la Medicina Reproductiva, entre otros.

Lo que diferencia la libre elección de un paciente de un médico que opera en otro país es el envoltorio vacacional con el que se ofrecen, casi siempre en Internet, estos paquetes de medicina y ocio. Martín Anaya denuncia que se difuminan intencionadamente, a la vez que se ofrecen precios muy atractivos,  el placer de unas vacaciones con el deseo de mejorar que tienen algunas personas. Máxime, aclara, cuando se trata de algún complejo con el que socialmente se convive mal. La solución para este tipo de personas es fantástica: marcharse de vacaciones y volver descansado, con nuevo aspecto y con total privacidad.

Frente a estas ventajas, que se gestionan a través de una agencia de viajes, mediante un paquete “santario-vacacional” , el doctor Anaya recuerda los graves riesgos a los que se exponen los pacientes si no se toman las medidas necesarias.

Antes de tomar una decisión que afecte a nuestra salud, advierte el cirujano, debemos informarnos de los siguientes aspectos:

·      ¿Cuáles son las credenciales del doctor que me va a operar?

·      ¿Pertenece a alguna sociedad profesional de cirugía estética de su país reconocida internacionalmente?

·      ¿En qué centro va a tener lugar la operación?

·      ¿Cuenta con las instalaciones necesarias por si sucede algún imprevisto en el quirófano?

·      ¿Qué tipo de anestesia se va a emplear?

Además, es muy importante, añade el director de Clínica del Doctor Moisés Martín Anaya , que tengamos la certeza de que tanto el preoperatorio como el postoperatorio se realizan con el estricto protocolo profesional. Jamás debemos entrar a operarnos, sin que nos hayan solicitado las habituales pruebas: analítica, electrocardiograma y placa de torax. En muchas ocasiones, aclara el experto, cuando leemos acerca de la muerte de tal o cual persona en un país exótico en un quirófano estético, el suceso se debe a achacar a imprevistos totalmente controlables de haberse realizado las pruebas.

Hablamos de un incidente cardiovascular o de una alergia a la anestesia, por ejemplo.

En el postoperatorio, una infección en un centro que no cuenta con las instalaciones ni los profesionales adecuados nos puede dar un buen susto . Es muy importante no montarse de vuelta en el avión sin haber realizado las revisiones oportunas, relativas a la posibles complicaciones tanto internas como externas.

Si ocurre algo en el vuelo o en las horas anteriores o previas ¿ Quién nos va a ayudar? ¿A quién vamos a a reclamar?  Suele ocurrir que , en estos casos, el contacto sea la agencia de viajes.

¿Vas a  poner tu salud en manos de un operador de turismo? Piénsalo e infórmate.