La Sociedad Española de Medicina Estética ha celebrado en Madrid sus Xl Jornadas Monográficas, que tienen por objetivo hacer de la medicina estética una especialidad con contenido. Durante la jornada, expertos de diferentes especialidades han debatido la evolución de las estructuras anatómicas faciales femeninas y su repercusión en la dinámica facial.

Miembros de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Medicina Estética

A través de las ponencias los doctores han puesto en debate aquellos temas que preocupan al paciente actual como son la evolución de la piel, los huesos y la grasa así como la repercusión de la musculatura y las expresiones faciales con el paso de los años. El Dr. López Pitalua, miembro de la SEME, ha destacado el esfuerzo de los ponentes para abordar estos temas ya que “apenas existen publicaciones científicas por lo que han tenido que realizar un gran trabajo de investigación y análisis para compartir los resultados con todos los asistentes”.

Una de las principales conclusiones que se han extraído durante esta nueva jornada de formación de la SEME es que el sector tiene que seguir trabajando para buscar aquellas técnicas que mejoren la imagen de los pacientes suavizando aquellos rasgos que regeneren severidad, tristeza o enfado. “Muchos de los pacientes que acuden en la actualidad a nuestras consultas son hijas de nuestras clientas de hace años y vienen con la idea de prevenir algún rasgo de sus progenitores antes de que haga mella en su anatomía”, ha explicado el Dr. López Pitalua.

La jornada ha sido inaugurada por la Presidenta de la SEME, la Dra. Vega y ha contado con la participación de los doctores Ana Mª Molina, Alberto Candau, Eva Guisantes, Jorge García, Garcia Monforte, Marta Serna, Sergio Fernández y Mónica Ulecia que con sus exposiciones han contribuido a un mayor conocimiento sobre el envejecimiento facial de la mujer así como los principales factores que lo generan.