Imagen 1Según el Instituto MedicoEstético, con la llegada del calor aumentan los tratamientos enfocados a los problemas de sudor. El 20% de los hombres ya se practican tratamientos contra el sudor tengan o no un problema de hiperhidrosis.Uno de los tratamientos que cada vez está recibiendo más demanda son los tratamientos de hiperhidrosis con toxina botulínica. Se trata de la única solución no quirúrgica para eliminar el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas de manera temporal que reduce significativamente el sudor en zonas como axilas o manos. Es un tratamiento seguro y de gran eficacia.

 

Emma Hermida, Directora de la Clínica de Madrid explica, “Muchas personas tiene el problema de padecer sudoración excesiva incluso si no están haciendo una actividad física, ni haga calor. Llegamos a tratar casos extremos de personas que sudan por las manos y esto les impide trabajar o llevar una vida normal”. Esta disfunción se denomina hiperhidrosis (sudoración excesiva) y es muy incomodo padecerla ya que se produce un exceso continuo de sudoración superior al normal sin una causa aparente que lo provoque.

Para garantizar la eficacia máxima del tratamiento es necesario que acudas a una clínica con profesionales medico-estéticos especializados, y que utilicen productos de alta calidad, ya que la experiencia del médico es fundamental para que dure el máximo tiempo posible.

El Instituto MedicoEstético trata esta disfunción con un producto ya conocido por todos pero que ofrece los mejores resultados en una sola sesión. Se trata de la toxina botulínica. “Con el bótox lo que conseguimos es genera un bloqueo de la función de las glándulas sudoríparas, por lo que reduce la producción de sudordonde se aplica”, explica Emma Hermida.

Por otro lado el Institiuto MedicoEstético ha detectado un aumento de la solicitud de estos tratamientos en verano con la llegada del calor. “A nadie le gusta acudir a citas especiales, trabajo, reuniones o incluso en verano y salir con la camisa o el vestido manchado de sudor. Este año hemos notado un incremento en los hombres que se interesan por cómo combatir el sudor en las axilas. Se trata de pacientes sin problemas de hiperhidrosis pero que por motivos estéticos quieren reducir este sudor”, explica la Directora.

 

La hiperhidrosis de axilas es la más frecuente sobre todo en meses de primavera o verano que puede llegar a convertirse en  un verdadero complejo al que la padece que le impide hacer vida normal.

 

El tiempo del tratamiento es de 25 minutos aproximadamente. Con una sola sesión el paciente estará tratado por un periodo mínimo de seis meses sin necesidad de sedación ni anestesia. Se trata de un tratamiento que se realiza en la propia consulta y que cada vez gana más interés entre los hombres.