Ignacio Sanchez-CarpinteroLáser Plus, sí, o  lo que es lo mismo, la combinación ce láseres (entre sí y otras técnicas) es una de las innovaciones más importantes en Medicina Estética. Este nuevo abordaje, nacido de la observación, la experiencia y la optimización de recurso, optimiza la efectividad de numerosos dispositivos láser. Así .lo explica el dermatólogo Ignacio Sánches Carpintero.

El láser, sin duda, ha supuesto un antes y un después en el campo de la dermatología. “En sus distintas y múltiples versiones, los láseres son susceptibles de tratar numerosas enfermedades cutáneas (varices, cuperosis, lesiones del lupus…) y un sinfín de problemas estéticos (acné, cicatrices, manchas…), asegura Ignacio Sánchez Carpintero, dermatólogo.

Fruto de la observación y la experiencia en el manejo de dichos dispositivos, en los últimos tiempos, los dermatólogos han descubierto que, combinados entre sí o con otros fármacos o técnicas de muy distinta índole, algunos ofrecen resultados todavía más esperanzadores. Este hallazgo representa, según Sánchez Carpintero, “una de las mayores innovaciones de los últimos tiempos. Nuestra experiencia a lo largo de muchos años y de muchos pacientes tratados es realmente positiva en este sentido. Por ejemplo, la combinación de determinados láseres fraccionados con fármacos despigmentantes para atenuar manchas cutáneas o el empleo de láser vascular en conjunción con sustancias esclerosantes para mejorar las venas o talengiectasias obtienen unos resultados espectaculares”.

 

Los láseres son para el invierno

“Cuanto más blanco acude el paciente a la consulta, menos probabilidad de padecer complicaciones o efectos secundarios tras el tratamiento con láser”, asegura nuestro experto. Además, después de someterse a cualquier tipo de láser es recomendable no exponerse al sol para evitar la llamada pigmentación post-inflamatoria.

 

Una tecnología versátil

Desde que se diseñaran los primeros dispositivos láser en los 60, éstos han evolucionado hasta convertirse en auténticos todoterreno. Algunos son capaces de tratar un sinfín de patologías:

 

El láser vascular es uno de los más polivalentes. Diseñado, como su nombre indica, para tratar cuperosis (pequeñas venitas que aparecen en mejillas y aletas de la nariz) y arañas vasculares (dilataciones de vasos capilares). Se emplea con éxito en el tratamiento de:

. Papilomas

. Cicatrices hipertróficas

. Hiperplasias sebáceas (inflamación de glándulas sebáceas)

. Lunares de la infancia de gran tamaño

. Lesiones cutáneas del lupus

. Angiomas del embarazo

. Puntos rubíes

. Lagos venosos de los labios (lesiones vasculares azuladas)

. Angioqueratomas (elevaciones o pápula de color rojo)

. Verrugas planas faciales…

 

– El láser de manchas se aplica hoy con mucho éxito para tratar:

. Lentigos solares (manchas solares planas y de color marrón)

. Pecas

. Manchas solares

. Nevus de Ota (hiperpigmentación de parte de la cara y el ojo) y nevus de Becker (hiperpigmentación que aparece generalmente en el torso o la parte superior del brazo de los hombres)

. Manchas de café con leche (manchas de nacimiento)

 

– Los fraccionados. Son los más empleados para mejorar problemas estéticos. En sus distintas versiones, son capaces de:

. Mejorar la calidad de la piel

. Reducir las cicatrices

. Cerrar poros dilatados

.  Aportar luminosidad

. Reducir líneas de expresión

 

 

Combinaciones acertadas

 

–       Láser + Láser

La combinación de distintos dispositivos láser entre sí ha demostrado su eficacia para el tratamiento de:

. Envejecimiento de las manos. Con los años, y como consecuencia de la exposición solar, aparecen numerosas manchas planas marrones en el dorso de ambas manos. Son los denominados lentigos solares. “El Fraxel Dual en combinación con el O-Switched consigue en una sola sesión resultados muy superiores a los obtenidos hace años cuando únicamente tratábamos con el láser convencional las manchas. Además, este combinado mejora la calidad y aspecto de la piel de la zona”, afirma el Dr. Ignacio Sánchez Carpintero.

. Cicatrices. Todas en general y las recientes en particular responden muy bien a la combinación del láser vascular y el láser fraxel.

 

–       Láser + Fármacos

Combinados con determinadas sustancias, algunos acaban con el problema antes y por más tiempo:

. Manchas hormonales. Los dermatólogos aseguran que la combinación de los láseres fraccionados con determinados fármacos despigmentantes ha supuesto un gran hallaago para el tratamiento de manchas tan persistentes como el melasma. “Estas sustancias penetran más profundamente gracias a las micro-perforaciones realizadas por el láser, lo que repercute en una mejora notable de la mancha y, en ocasiones, en su desaparición”.

. Piel apagada. El láser específico para limpieza y luminosidad combinado con ciertas sustancias despigmentantes consigue unificar el tono de la piel y aporta luminosidad.

. Varices. En este caso resulta muy eficaz la combinación de algunos láseres vasculares con determinadas sustancias esclerosantes.

. Angioams de la infancia. La combinación del tratamiento médico con propranolol oral o con timolol en crema y el láser vascular consigue eliminar antes y de una forma más completa estas lesiones infantiles. “Lo ideal es realizar el tratamiento durante los dos primeros años de vida del niño. Dejar pasar el tiempo sin hacer nada no es la mejor opción.

 

 

Láser + Otras técnicas

 

Además, en contra de lo que muchos pacientes piensan, ciertos láseres son compatibles con técnicas estéticas famosas. Este dato se traduce en un ahorro de tiempo importante para el paciente. Algunos ejemplos:

 

–       Los tratamiento inyectables con ácido hialurónico + láser de machas o venas.

–       Radiofrecuencia + láser de machas o venas.

–       Inyecciones de toxina botulínica + cualquier otro tratamiento con láser.

 

Dr. Ignacio Sánchez Carpintero, dermatólogo. Miembro del equipo del dermatólogo Ricardo Ruiz y responsable de la Unidad Láser de Clínica Dermatológica Internacional.