PAL173000073Cada vez está más de moda lucir un “trasero” en condiciones y por eso, la lencería no descansa, creando complementos especiales, para lograr esta apariencia… Proliferan pues los leggins y medias “elevadores” o “aumentadores” según las circunstancias, y los que llevan incorporadas una especie de prótesis falsas… Pero a la hora de la verdad, cuando hay que utilizar un traje de baño o un bikini no sirven para nada, y es cuando se hace realidad la frase de que “las apariencias engañan”. La realidad es que el paso del tiempo, la falta de ejercicio, las largas horas sentados frente al ordenador, la perdida y recuperación continua de peso, y un sin fin de causas más frecuentes de lo que sería deseable, hacen que las nalgas pierdan el tono, y se muestren fláccidas o caídas. Y en muchos casos los pacientes, tanto hombres como mujeres, desean solucionar el problema….

Sin miedo al quirófano
Pero ¡tienen miedo al quirófano!, por una parte, y por otra, su deseo no es el de aumentar de volumen sino reposicionarlas, es decir, LEVANTARLAS.

Además, tampoco desean permanecer tiempo fuera de su vida habitual (el que supondría el post operatorio de una intervención de este tipo).
La Dra. Maria Jose Barba, Especialista en Medicina y Cirugía Estética y una de las profesionales pionera en estas técnicas, nos comenta lo último para lograr ese aspecto envidiable, sin grandes cirugías, ni tiempo fuera de la vida social.

 

Los Hilos tensores
Se trata de los NUEVOS HILOS TENSORES especiales para la zona de las nalgas, que permiten darlas forma y “respingonearlas”, con las ventajas añadidas de que:

  • Es un tratamiento médico y no simplemente estético.
  • No requiere cirugía
  • Permite la incorporación inmediata a la vida cotidiana.

La técnica
La Dra. Barba nos comenta que la técnica consiste en “pasar” de 4 a 8 hilos especiales en forma de L y de J, a cada lado del glúteo.
Si las condiciones lo requieren, también pueden cruzarse para concentrar más el glúteo (cuando está excesivamente caído).

Los resultados
El resultado se percibe en muy poco tiempo.

Otra de sus ventajas es que puede ser modificable en cualquier momento.