Cada día más personas en todo el mundo se someten a una cirugía estética. Las estadísticas en este sector no paran de crecer. Mujeres y hombres se operan y, además, quieren aprovechar su paso por el quirófano – antes tema tabú – para retocarse varias zonas de su cuerpo.

El nuevo Director Médico Quirúrgico de Dorsia, el cirujano Jordi Mir, responde a lo más preguntado en relación al llamado combo estético.

¿ Puede cualquier paciente realizarse un 2X1 estético?

No, todos no, aclara Jordi Mir, sólo los que cumplan los requisitos preoperatorios, que, como en cualquier operación están asociados a factores que pueden incidir desde la operación hasta  la recuperación posterior : edad, antecedentes clínicos, el estado actual de sus tejidos, sus hábitos tóxicos y el tiempo de que dispone para el postoperatorio.

 

¿Supone un mayor riesgo el combo estético?

El paso por el quirófano siempre supone un riesgo, pero con el control profesional debido, realizado antes, durante y después de la operación y, sobre todo, con el diseño adecuado ese riesgo no debería incrementarse. Explica el cirujano plástico que la clave está en combinar operaciones complementarias, cortas y sencillas. Es importante también el tiempo que el paciente pasa en quirófano, no siendo recomendable que se prolongue más allá de las cuatro horas.

Por supuesto, el 2X1, al igual que cualquier otra cirugía, debe llevarse a cabo en centros hospitalarios que cumplan todos los estándares de calidad

 

¿Cuáles son las intervenciones que más combinan?

Las intervenciones más combinadas son las del contorno corporal y que responden a una situación concreta. Por ejemplo, el mommy makeover, que trata de devolver a la nueva madre la figura perdida tras el embarazo y el parto. Se retocan, pues, áreas del abdomen y el pecho, explica  Jordi Mir : “A menudo vemos pacientes que vienen a vernos tras haber tenido descendencia, cuando ven que les ha quedado el pecho feo tras la lactancia. El pecho puede quedar vacío y descolgado, y requiere subirlo y colocar un implante para rellenarlo. A esta cirugía asociamos a menudo el retensado del abdomen (lipoabdominoplastia), que ha quedado flácido después del embarazo.”

Otras combinaciones se forman con una operación compleja como la abdominoplastia, en la que se interviene en los tejidos profundos, con otra sencilla, como la blefaroplastia, muy superficial y que elimina la grasa excedente de los párpados.

 

¿Se puede combinar el lifting facial con otra operación?

El lifting facial, aclara el director médico quirúrgico de Clínicas Dorsia, merece capítulo aparte, ya que en la actualidad lo que se viene combinando son las herramientas de la medicina estética (botox , ácido hialurónico y mesoterapia con vitaminas ) con la operación tradicional en quirófano que corrige la pérdida de firmeza y volumen en los tejidos.

 

¿ Requiere mayor tiempo postoperatorio?

Como es lógico, sí. En este sentido, la intervención combinada suele repuntar en vacaciones, ya que los candidatos tienen más tiempo para recuperarse y, dependiendo de cada operación, para que desaparezcan los signos visibles del paso por el quirófano. Si hablamos de intervenciones en el rostro, como la rinoplastia, suelen quedar moratones e inflamación que requieren su tiempo para que todo vuelva al estado original. Otras, como la abdominoplastia precisan de una faja para recubrir el área intervenida; también la liposucción de alta definición termina con un proceso de drenaje.