isLos psicólogos recomiendan apoyo especializado para superar problemas de
autoestima y sensación de envejecimiento prematuroCambios repentinos de humor, dificultades para conciliar el sueño, dolor de
cabeza y ansiedad. Esta sensación general de angustia y decaimiento nos podría
remitir, sin temor a equivocarnos, a un cuadro depresivo. Estos síntomas son
habituales en personas que padecen estrés y problemas emocionales. Pero ¿Y si al
molesto cóctel le añadimos sofocos?
En este caso el diagnóstico sería diferente, aunque complicado de determinar sin
llevar a cabo cierto tipo de pruebas. Es justo la situación que se vive en las
consultas. Mujer joven de menos de cuarenta años acude al médico pensando que pasa por un mal momento personal cuando en realidad se encuentra ante una
situación nada esperada. Presenta menopausia precoz.
Quiere decir que forma parte de ese porcentaje de mujeres, entre un 1% y un 3% a quienes la regla se les retira unos años antes de lo naturalmente previsto. La amenorrea significa en este caso la retirada definitiva del flujo mensual y, por lo tanto, la posibilidad de ser madre.

Se trata de un proceso que dura unos cinco años aproximadamente, pero que tanto
física como psicológicamente puede ser penoso para quien lo padece. Enfrentarse a un diagnóstico de menopausia precoz supone poner fin a las esperanzas y deseos de ser madres con edad avanzada. Además, las mujeres que padecen esta patología sienten que envejecen antes de lo previsto y esa idea merma su autoestima.

Reyes López, psicóloga experta en fertilidad en Clínicas Eva, asegura también
que las pacientes suelen relacionar su propia valía con su capacidad
reproductiva. Para la experta “ las mujeres interpretamos la menstruación como
signo de salud, juventud y bienestar. Cuando en la pubertad aparece la primera menstruación, es un momento especial y le otorgamos gran significado, porque es el paso de niña a mujer. Por eso, cuando la primera menstruación nunca llega o desaparece prematuramente, nuestra autoimagen y autoestima se deteriora y aparecen sentimientos de inferioridad y pensamientos negativos

En este sentido, Reyes López anima a solicitar la ayuda profesional, si es
posible, a expertos relacionados con la reproducción.

¿Puede evitarse la menopausia precoz?

En algunos casos este diagnóstico tiene un origen genético, con lo cual no se puede evitar, pero sí se pueden tomar medidas para garantizar la futura maternidad. Si existen casos en la familia de madre o abuela con menopausia antes de los 40, es importante consultar el asunto al ginecólogo.


Este problema se puede detectar, según explica la directora médica de EVA Isabel
Santillán, mediante una simple ecografía, en la revisión anual, a partir de ahí, es necesario realizar un estudio de la reserva ovárica para detectar las posibilidades de ser madre en un futuro. Este proceso así como otros posteriores, en caso de decidirse por la congelación de óvulos como método para preservar la maternidad, deben llevarse a cabo en clínicas de reproducción asistida.


Mediante la vitrificación, la mujer congela sus propios óvulos de manera
indefinida para poder ser madre en el momento en que lo decida, sin riesgo de
haber agotado su reserva o de que los óvulos se encuentren en un estado en que
pongan en riesgo la salud del bebé.

Por otro lado, la pérdida del periodo también se puede acelerar debido a
factores externos como el tabaquismo, las dietas extremas y la vida sedentaria.