mitosLa Cirugía Plástica y Reparadora está a la orden del día y, de hecho, España es el país de la Unión Europea donde más intervenciones de este tipo se realizan al año. No obstante, a pesar de su popularidad, todavía circulan muchos mitos y falsas creencias acerca de esta especialidad médica. Para acabar con ellos de una vez por todas, los responsables de la Unidad de Cirugía Plástica de Clínica Opción Médica te explican qué es realidad y qué ficción.   

 

1. La Cirugía Plástica es muy cara  Aún son muchos los que piensan que la Cirugía Plástica está reservada únicamente a celebrities y/o personas con un elevado poder adquisitivo.  Por suerte esto ya no es así. Hoy en día la Cirugía Plástica se ha democratizado y sus precios son más accesibles. Además, para ponerlo todavía más fácil, la mayoría de clínicas ofrecen la posibilidad de financiar el procedimiento y pagarlo en cómodas cuotas.

 

2.  ¿Es posible quitarse las costillas para definir la cintura?  Sí, es posible eliminar las costillas flotantes con el fin de mejorar el contorno corporal, pero cabe destacar que se trata de una cirugía compleja que entraña muchos riesgos, por lo que la mayoría de cirujanos la desaconsejan. Al extraerlas, algunos órganos vitales quedan desprotegidos y expuestos a recibir golpes del exterior. Existen otras técnicas más seguras y que ofrecen resultados similares como por ejemplo la liposucción de abdomen.

 

3. La Liposucción sirve para adelgazar  No. La Liposucción es un método de remodelación corporal, no un tratamiento contra la obesidad. Actúa, fundamentalmente sobre los depósitos de grasa localizados y afina la figura, pero no sirve para perder peso.  Si te cuidas normalmente, los efectos de la Liposucción son permanentes ya que la grasa extraída no se vuelve a reproducir.

 

5. El uso de Botox hace perder la expresión facial No. Cuando el Botox es infiltrado por un médico especialista en los puntos correctos y con la dosis exacta, sus resultados son muy naturales. Las arrugas se difuminan y la piel queda más joven, tersa y saludable.

 

6. La celulitis se puede eliminar Lo cierto es que no existe un tratamiento definitivo contra la celulitis, pero hoy en día, gracias a los últimos avances en medicina estética, los especialistas disponen de equipos médicos que ofrecen resultados muy satisfactorios y mejoran visiblemente el aspecto de la piel. La celulitis, al contrario de lo que muchos piensan, no está relacionada con el sobrepeso, las mujeres delgadas también pueden padecerla, aunque el exceso de peso suele agravar su estado.

 

7.  No es bueno operarse en verano En verano se puede realizar cualquier tipo de intervención con las mismas garantías que en cualquier otra época del año. Solo hay que tomar precauciones especiales con el sol, protegiendo debidamente las cicatrices para evitar que se pigmenten.

 

8. Las últimas técnicas quirúrgicas son siempre las mejores  La medicina avanza a pasos agigantados y año tras año aparecen nuevas técnicas quirúrgicas y tratamientos médicos. No obstante, no siempre lo último es lo mejor. Deben existir estudios clínicos que avalen sus resultados y para ello hacen falta años de experiencia. De hecho, hay técnicas que en su inicio parecen ser muy prometedoras pero a largo plazo resultan ineficaces. Lo mejor es que te dejes asesorar siempre por tu cirujano para decidir cuál es la técnica más adecuada para tu caso.

 

9. La cirugía plástica es cosa de mujeres Aunque más del 80% de pacientes que acuden a una clínica de Cirugía Plástica son mujeres, cada vez son más los hombres preocupados por su físico que recurren a un centro médico especializado para conseguir mejorar su apariencia. Las intervenciones quirúrgicas más demandadas por ellos son: la Ginecomastia, la Rinoplastia y la Liposucción Abdominal.

 

10. Si me opero seré más feliz.  La cirugía plástica sirve para mejorar la apariencia física y a menudo el cambio repercute también en nuestro estado anímico, ya que al vernos mejor nos sentimos más seguros y estamos de mejor humor. No obstante, hay que tener claro que la cirugía no resuelve problemas personales.