La acción coordinada de médicos estéticos, cirujanos plásticos, dermatólogos y ginecólogos constituye el modus operandi de este programa multidisciplinar diseñado por IML para el restablecimiento estético y funcional de las mujeres tras el parto. El MOMMY MAKEOVER no solo permite recuperar la figura, sino la calidad de las relaciones íntimas y las alteraciones cutáneas como estrías, manchas o flaccidez.

Diseñado a la medida de cada paciente, el MOMMY MAKEOVER es un conjunto de técnicas que se combinan según un programa personalizado para revertir los cambios operados durante el embarazo, el parto y la lactancia. Nos referimos a aquellos que aparecen, incluso a pesar de haber procedido con los máximos cuidados. Si no han mejorado espontáneamente a los 6 meses, muy posiblemente no se corrijan si no es con la ayuda de tratamientos médico-estéticos.

LOS MÁS FRECUENTES SON:

• Acúmulo graso en caderas y parte baja del abdomen.

• Flaccidez cutánea en abdomen y región supra-umbilical.

• Caída de pecho por aumento brusco de volumen durante el embarazo y la lactancia.

• Laxitud vaginal por importante dilatación del canal durante el parto.

• Estrías por distensión cutánea en costados y región abdominal.

• Manchas oscuras en la piel por cambios hormonales.

ACÚMULO GRASO+ FLACCIDEZ

Ejercicio físico saludable y dieta equilibrada son recomendaciones comunes que contribuyen a la recuperación espontánea de la figura y los tejidos, pero no siempre son suficientes. Para estos casos, IML recomienda el Lipohelio, que es el procedimiento más novedoso y satisfactorio para el MOMMY MAKEOVER Corporal. Diseñado por IML, consigue una remodelación de máxima calidad y una intensísima contracción de la piel. Se trata de una técnica que se realiza 6 meses después del parto, una vez se ha decidido no tener más embarazos.

El Lipohelio se lleva a cabo con anestesia local y sedación, resulta mínimamente invasivo y conjuga dos técnicas:

LIPOLASER para reducir los acúmulos indeseados con alta precisión.

RENUVION con helio ionizado, de aplicación subcutánea, para la contracción máxima de los tejidos. 

PTOSIS MAMARIA

El volumen aumentado que se produce durante el embarazo y la lactancia, conlleva una distensión de la estructura cutánea, que es el único soporte del pecho.

Esta circunstancia, junto con la eventual atrofia de la glándula mamaria, explican la triste apariencia de los senos al final de la maternidad. IML apuesta por un Aumento Mamario Suave, que devuelve la turgencia perdida y corrige su lastimosa expresión. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva, que consiste en rellenar la mama y orientar la areola hacia arriba. La intervención dura 1 hora y se realiza con anestesia general corta.

LAXITUD VAGINAL

Se produce por la importante dilatación de la vagina durante el parto y se traduce en una ausencia o disminución del placer en los dos miembros de la pareja. La falta de tensión en las paredes del canal es tributaria de partos multiples o de bebés con mucho peso y afecta a mujeres de cualquier edad. Para estas paredes vaginales, que pueden quedar parcialmente dilatadas de forma irreversible, IML ofrece el  Mona Lisa Touch, un tratamiento con aplicador endovaginal, que emite energía láser con efecto bioestimulador. Absorbida por la mucosa interna, produce una contracción del tejido, que ve aumentado su tono, elasticidad y lubricación.

ESTRÍAS

La distensión prolongada e intensa de la piel explica su aparición en el 90% de los embarazos. IML conjuga dos tecnologías para eliminarlas en regiones típicas como la abdominal, la región supraumbilical y los costados. El protocolo del MOMMY MAKEOVER en estos casos, aprovecha la eficacia remodeladora del Láser no Ablativo Fraccional 1540 sobre el colágeno, junto con la bioestimulación profunda del Láser CO2, que renueva la piel atrófica de las estrías. La combinación de estas dos longitudes de onda por manos expertas consigue mejorarlas en un 80%.

MANCHAS

Están vinculadas a los cambios hormonales que tienen lugar durante la gestación.

Aunque lo normal es que remitan espontáneamente, mientras se normaliza la situación en los siguientes meses, ocurre que a veces perduran en el tiempo. En estos casos, IML recomienda el Láser Focus de Picosegundos, que se combina con despigmentantes atópicos, prescritos por los dermatólogos del centro. Aplicados en consulta, requieren seguimiento domiciliario y protección solar rigurosa.