ramonAbordamos con el Dr. Vila-Rovira la técnicas y secuencias de la Neoabdominoplastia. Cirugía muy indicada para mamás que desean mejorar su abdomen tras el parto en una sola intervención, mejorando también caderas, tronco, flancos y espalda. Pero también, una solución en casos de sobrepeso y descolgamiento.

El cuerpo de cada persona reacciona distinto a los cambios, sobre todo si se trata de cambios tan profundos como dar a luz un bebé. Tras uno o varios embarazos, la piel del abdomen puede recuperar su estado y apariencia original, pero también puede no recuperarlos. En ocasiones, además, el aumento brusco de peso durante el embarazo, el cambio de estilo de vida posterior y el malestar por la estética del nuevo cuerpo, acarrean una frustración que se acompaña de dificultad por perder ese exceso de peso y la localización de grandes depósitos grasos en la zona troncal, siendo abdomen, flancos, espalda y caderas las zonas más comúnmente asociadas.

Abdomen ‘envejecido’

Las mujeres que tras la maternidad han visto cómo su abdomen tiene un aspecto envejecido, flácido y blanco, con estrías y arrugas o pliegues, pueden sentirse acomplejadas por su nueva apariencia, aún sintiéndose jóvenes.

Para estos casos Institut Vila-Rovira propone realizar una Neoabdominoplastia, una cirugía que permite mejorar la armonía del conjunto, revertir más de dos tallas en el tronco de la paciente y rejuvenecer el aspecto de la zona abdominal en una sola intervención.

La Neoabdominoplastia trabaja simultáneamente sobre tres frentes:

– Elimina el exceso de tejido graso de abdomen, flancos, espalda y/o caderas.

– Retira el exceso de piel, los pliegues situados en la región abdominal media e inferior para que el abdomen recupere un aspecto terso y juvenil (lipectomía abdominal).

– Fortalece la musculatura del vientre mediante el tensado de la misma.

Intervención y post operatorio

En la misma cirugía se corrige músculo, grasa y piel, lo que permite lograr un abdomen plano y fuerte, parecido al que se ostentaba antes de los embarazos. Se inicia con la liposucción del área posterior de la paciente, seguida de una liposucción de abdomen que se finaliza con la abdominoplastia.

El ombligo se recoloca al nivel adecuado y recupera su apariencia natural, la cicatriz supra púbica de la intervención, si por las características de la paciente no quedara todo lo difuminada que se pretendía, puede corregirse a los 12 meses con un retoque quirúrgico o si se prefiere, con dermopigmentación, tatuando sobre ella para igualar el tono de la piel.

Los efectos de la Neoabdominoplastia son permanentes aunque no inmediatos. Hasta los 6 meses no se alcanzará la silueta definitiva, sensibilidad de la piel y forma del abdomen reconstruido, plano y terso. Sin embargo a partir de los 3 meses, el paciente podrá percibir el espectacular cambio de su silueta y mejora gradual, hasta llegar a una reducción del perímetro del tronco de 2 o más tallas, dependiendo del caso, tras los 6 meses de la intervención.

Es una intervención de una duración media de entre 2 y 4 horas, que requiere anestesia general e ingreso hospitalario 48 horas.

Tras la operación al paciente se le aplica una faja ortopédica y se recomiendan diez días de reposo absoluto. Los puntos se retirarán en varias fases, desde el final de la primera semana hasta el final de la segunda. El paciente, en total, deberá reducir su actividad a leve o moderada durante 4 semanas, después de las que podrá ir reincorporándose progresivamente a su ritmo de vida cotidiano.

Durante los 3 primeros meses del post operatorio es muy importante complementar la intervención con drenajes linfáticos, a razón de 2 drenajes por semana y llevar faja de compresión.

En paralelo, se establecerá un programa de ejercicio físico y un control de la alimentación o pautas dietéticas para mejorar la recuperación durante el primer año después de la intervención del paciente.

Durante este tiempo es normal sentir molestias propias de la intervención como incomodidad, tirantez, inflamación y ligera opresión.

 

Conociéndolo todo sobre la neoabdominoplastia

 

EME.: ¿Desde cuándo realiza el DR. Vila Rovira Neoabdominoplastia y en qué número de casos aproximadamente?

VILA ROVIRA.: Desde 2004 y más de 100 casos.

EME.: ¿Satisfecho ante los resultados?

VR.: Muy satisfecho.

EME.: ¿En qué otros casos además de para ‘mamás’ se aconseja la intervención de noeabdominoplastia?

VR.: Para flacidez corporal y para mujeres con sobrepeso (80-90 kg)

EME.: ¿En qué se diferencia y/o asemeja a una abdominoplastia clásica? ¿A qué atiende el nombre de neoabdominoplastia?

VR.: Neoabdominoplastia es la combinación de abdominoplastia más lipoescultura circunferencial en la misma cirugía, más un programa de 1 año de dieta especial de alimentación y un programa mensual progresivo de ejercicio físico corporal.

EME.: ¿Es para todas las edades?

VR.: De los 40 a los 70 años

EME.: ¿Qué debe aconsejarse de modo obligado a una paciente a la hora de someterse a este tipo de intervención?

VR.: Seguir todas las recomendaciones a rajatabla durante 12 meses.

EME.: ¿Y qué debe observar también de modo obligado el cirujano a la hora de esta intervención?

VR.: 1 mes antes informamos sobre la operación y realizamos controles a los 7 días, 2 meses, 6 meses y 1 año. Esto es obligado.

EME.: ¿El hombre también se somete a neoabdominoplastias?

VR.: No. Sólo se realiza en mujeres.

EME.: ¿Existe algún riesgo o efecto secundario a tener en cuenta?

VR.: Riesgos mínimos de cicatriz e irregularidades que se solucionan al año. Todas las pacientes quedan muy contentas al año. No hemos tenido ninguna que se haya arrepentido de haberse operado. La cicatriz, en todo caso y sólo si fuera necesario, se puede arreglar al año.

 

Dr. Ramón Vila-Rovira

 

El Dr. Ramón Vila-Rovira es especialista en Cirugía Plástica y Estética.
Se Licenció en Medicina y Cirugía en la Universidad de Barcelona el año 1971. En 1975 obtuvo el título de especialista en Cirugía General, y en 1977, el título de especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Departamento de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital del Valle Hebrón, Barcelona).

Ha sido Presidente de la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica y Estética (1986-1987). Miembro fundador de la Asociación Española de Microcirugía y Miembro numerario de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (ISAPS) y de la Asociación Española de Cirugía Estética. Actualmente es el Presidente de la Sociedad Española de Cirujanos de Transplante de Pelo y de la European Society of Hair Restoration Surgery (ESHRS).

En la actualidad, realiza su actividad privada de Cirugía Plástica y Estética en el CENTRO MEDICO TEKNON de Barcelona y es el Director del Institut Vila-Rovira de Barcelona.