En el marco del último Simposio Internacional: Avances Científicos en Dermatología, el Dr. José Manuel Carrascosa, en su ponencia, “Novedades en Fotobiología”, aporta una clara visión acerca de la luz y la inmunología o inmunidad de la piel, mecanismos de defensa, actores y acciones. Se ha demostrado recientemente que la radiación ultravioleta aumenta la expresión cutánea de los péptidos antimicrobianos (AMP) a partir de queratinocitos y, presumiblemente, la síntesis de la vitamina D está involucrada en la pathogenesis de esta sobreexpresión.

foto fPéptidos antimicrobianos y la radiación UV. Los AMP son pequeños péptidos que protegen la interfaz cuerpo-ambiente. Se expresan constitutivamente en la superficie de la piel o rápidamente inducible a partir de queratinocitos y se consideran un componente importante del sistema inmunitario innato. Además, los AMPs no sólo tienen una actividad microbiana directa, sino también un papel en el equilibrio de la respuesta inflamatoria de la piel así como un vinculo clave entre el sistema inmune innato y el adaptativo.

Es importante destacar que la sobreexpresión de algunas AMP como la psoriasis o ARN-7 se han encontrado en enfermedades de la piel fotoagravadas como leves erupciones polimórficas y también están desregulados en enfermedades de la piel altamente prevalentes como la psoriasis, la rosácea o la dermatitis atópica. La relación entre la radiación UV, los AMPs y los efectos clínicos pueden no ser tan sencillos, ya que es probable que algunos puedan tener pro-carcinógenos y otros supresores de actividades tumorales. Sin embargo, el efecto de la RUV en los AMPs da una visión más amplia y más completa acerca de la acción inmunológica de la radiación UV sobre la piel, que combina el efecto de las células reguladoras T (que, por supuesto, puede favorecer la carcinogénesis, pero también impide la autoinmunidad) y podría ser compensado con el rápido efecto de los AMPs contra el riesgo de infección. Esto también significa una nueva puerta hacia una mejor comprensión de cómo funciona la fototerapia ya que los efectos sobre los AMPs deben ser también tenidos en cuenta.

 

Los límites de la fotoprotección tópica

Hoy en día la fotoprotección tópica se ha diseminado hacia los cosmecéuticos como protectores solares que generalmente se incluyen en varias cremas hidratantes. Sin embargo, los efectos de la luz solar pueden variar en diferentes países y épocas. Incluso en un país soleado del Sur de Europa como España, el riesgo de tener eritema como efecto secundario de la luz solar es, presumiblemente, muy limitado, incluso después de largas exposiciones durante los meses de invierno. Además, la aplicación de protección solar como recomiendan las directrices institucionales (2ng/cm2) puede, de hecho, inhibir la síntesis de la vitamina D, que puede ser particularmente cierto durante los meses de invierno. El poco frecuente riesgo de reacciones fotoalérgicas a la protección solar debe tenerse en cuenta después de la utilización indiscriminada de estas moléculas. Así que, las estrategias de fotoprotección y directrices todavía deben ser optimizadas y adaptadas a la irradiación eritematosa.

 

Fototerapia de la psoriasis en la Era Biológica

La fototerapia de la psoriasis (terapia NBUVB y PUVA) todavía sigue siendo una buena opción en el tratamiento de pacientes moderados y severos a pesar de la entrada de terapia biológica. La terapia PUVA resultó ser la segunda mejor opción después de infliximab en una serie de 173, donde más del 85% alcanzó la puntuación PASI 75 después de la terapia de inducción. En cuanto a la terapia fotodinámica, el mayor avance durante los últimos meses ha sido la introducción de la luz natural (medida PDT). En tres ensayos clínicos llevados a cabo en el Norte de Europa la luz natural mediada PDT ha demostrado ser más simple, eficaz y más tolerable para la queratosis actínica aguda en comparación con el estándar de PDT. Sin embargo, se necesita una evaluación más amplia de los países (incluyendo el Sur de Europa). Además es necesario conocer el efecto de la luz del día mediada por PDT en el tratamiento del carcinoma de las células basales y le enfermedad de Bowen.

 

José Manuel Carrascosa

Servei de Dermatologia. Hospital Universitari Germans Trias i Pujol Universitat Autònoma de Barcelona

 

> Licenciado en Dermatología desde el año 1996.

> Doctor en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, valorado CumLaude (2006) con una tesis titulada “La terapia UVBBE en la psoriasis. Experiencia en la práctica clínica, los factores pronósticos de respuesta y evaluación de sus efectos sobre diversos parámetros farmacodinámicos de respuesta terapéutica”.

> Es miembro de los grupos de trabajo de la dermatitis psoriasis, Fotobiología y el contacto y alergia en la piel. Ha sido Presidente del Grupo Español de Fotobiología (2008-2010).