Imagen 1El láser endovenoso es la técnica recientemente implantada en IML para solucionar las varices severas con insuficiencia venosa marcad, sin pasar por el quirófano. Se realiza con el nuevo Láser Endovenoso 1320 Cool Touch, cuya longitud de onda es absorbida exclusivamente por el agua de las paredes venosas.

Gracias a su precisión y especificidad, las elimina en sesión única, sin hematomas ni inflamación y con mínima incidencia de recaídas. Asegura máximo confort, mayor especificidad, control absoluto, recuperación record (resultados comprobados en una semana) y compatibilidad absoluta con el tratamiento de varices reticulares y telangiectasias.