medicinaEl traumatólogo Manuel Villanueva introduce en España la técnica ultra mínimamente invasiva guiada por un ecógrafo. Las liposucciones mediante láser y sin incisión, los robots quirúrgicos que permiten operar el  aparato gastrointestinal por un solo orificio, simuladores para operaciones maxilofaciales, y suma y sigue… Y si a la suma le añadimos un número del campo de la  traumatología y, además, premiado en Estados Unidos por su contribución a esta área, el resultado no puede ser más positivo. Se trata de la llamada técnica ultra-mínimamente invasiva guiada por un ecógrafo. Para los no habituados a la terminología médica, el enunciado vienen a significar una intervención en la que el cirujano no necesita abrir al paciente puesto que está observando la zona presuntamente dañada mediante la técnica del ecógrafo.

 

Con esta novedad, se evita, lo primero, el riesgo para el paciente que supone toda sedación  con anestesia general. En este caso la anestesia es local o troncular ( se bloquea el nervio afectado con el ecógrafo), ya que no hay corte ni puntos de sutura.

El doctor Villanueva y su equipo de Avanfi  aportan aquí otra novedad : reparan el daño sin producir sangrado ni dolor al paciente. Lo que antes dejaba como secuela muy  molestas y poco estéticas cicatrices, ahora se salda con una pequeña punción de 1 o 2 milímetros de profundidad.

 

 

La cirugía ultra-mínimamente invasiva guiada por un ecógrafo se aplica a lesiones como la fascitis plantar, tan desgraciadamente de moda a causa de la popularización del running, a otras que afectan a la mano como el síndrome del túnel carpiano, también en alza debido al uso masivo de las nuevas tecnologías y también, por poner otro ejemplo, al llamado codo de tenista. La Academia Norteamericana de Cirujanos Ortopédicos ha premiado al doctor Villanueva y , en este sentido, por primera vez en su historia una técnica de estas características. Asimismo, la AAOS la ha incluido en su catálogo de formación continuada para médicos y cirujanos de todo el planeta.

Con esta solución se pretenden agilizar los procesos quirúrgicos sanitarios. Menos costes y menos listas de espera para el centro, menor complicación postoperatoria y mayor rapidez de recuperación.