bertEn la ciudad, en la montaña o en las pistas de ski, sea cual sea tu destino durante los meses más fríos del año cuida tu piel. El Dr. Colbert, reconocido dermatólogo de las celebrities y creador de la firma cosmética que lleva su nombre, explica “Con la llegada del frío debemos adoptar rutinas que se ajusten a las bajas temperaturas, la falta de humedad y el calor seco de las calefacciones, que se convertirán durante estos meses en los peores enemigos de nuestra piel”. 

La nutrición será la primera medida que debemos tomar. El invierno es una temporada crucial en la que debemos beber mucha agua para mantener la hidratación, pero no sólo agua, esta época invita a tomar bebidas calientes para conservar el calor por dentro y por fuera: una buena elección será el té verde que está sometido a poco procesamiento y contiene una mayor cantidad de antioxidantes, entre los que destacan los polifenoles y las catequinas. En cuanto a los alimentos, los colores siguen siendo la máxima. Para una llevar una dieta completa y nutritiva se recomienda incluir en la dieta brotes verdes  ricos en antioxidantes como las coles de Bruselas, naranjas brillantes ricas en beta-caroteno (Vitamina A) o la calabaza de invierno. Además, se deben incluir nutrientes procedentes de brotes rojos como la remolacha, nabos o chirivía, con alto contenido en glucosinalatos que ayudan a combatir el cáncer y contienen Vitaminas C y K. Elegir siempre alimentos de temporada, lo ideal sería el cultivo propio para mantener la calidad más alta de nutrientes en las frutas y verduras.

Cuando se trata del cuidado de la piel, la clave de un buen régimen es la exfoliación y la hidratación en profundidad. Prueba a hacerlo con un exfoliante suave como los Intensify Facial Discs dos veces por semana para ayudar a eliminar células muertas acumuladas en la piel y dar paso a las sanas que se esconden debajo. Hidrata la piel de todo el cuerpo con aceites como el Illumino Body Oil  y continúa en la piel del rostro completando la hidratación con una crema rica y untuosa antes de acostarte como la Soothe Night Cream de Colbert MD.

Utiliza limpiadores y jabones suaves y cremosos tanto para el rostro como para el cuerpo de igual forma como Balance Purifiyng Cleanser. Los meses de invierno son un buen momento para guardar o descartar las leches limpiadoras ya que no son productos adecuados para hidratar una piel seca que se irrita fácilmente en invierno. Cíñete a breves duchas de agua tibia (menos de 5 minutos) y sólo una vez al día durante los meses más fríos. Las duchas largas de agua caliente pueden dañar la función barrera de la piel y hacerla más propensa a la sequedad, descamación, erupciones e incluso eccema.