Clínica Orel, centro médico estético multidisciplinar con más de 25 años de experiencia y liderado por la Doctora Luz García Juan, apuesta por la rinoremodelación sin cirugía. Se trata de un procedimiento médico estético sin riesgos que permite modelar y corregir ciertas imperfecciones de la nariz sin pasar por el quirófano y con un resultado inmediato.

 Dra Luz Garcia Juan

Está técnica es capaz de reducir el llamado ‘caballete nasal’, reduciendo el tamaño de éste, y haciendo que la nariz se vea más recta y, por tanto, más estética. También puede elevar la punta en narices ‘aguileñas’ o en aquellas en las que, por el proceso natural de envejecimiento, esta parte se ha caído ligeramente. Finalmente, también está indicada para subsanar defectos post cirugía o pequeñas desviaciones del tabique nasal.

Se realiza mediante la inyección de un producto remodelante que se aplica mediante una serie de pinchazos tras aplicar anestesia local o tópica. Como explica la Doctora Luz García Juan, responsable médico de Clínica Orel: “El mejor producto es la Hidroxiapatita Calcica, por su duración, de 18 a 24 meses, y sus resultados. Un material que está presente en huesos y dientes y que se viene usando en medicina estética desde hace más de 15 años. Se emplea como sostén de tejidos blandos para y para dar volumen. Tiene la garantía de no producir efectos secundarios. Este tratamiento es perfecto para todas aquellas personas que quieran corregir ciertos aspectos de su nariz pero no quieran pasar por cirugía. Es completamente seguro, se aprecian los resultados desde el primer momento y la reincorporación a la vida sociolaboral es inmediata”.