Igual que cuidamos y tratamos nuestra piel para retrasar y preservar el proceso de envejecimiento ¿por qué no hacer los mismo con la zona íntima? El láser ginecológico MonaLisa Touch de Deka Láser ha llegado para resolver, no sólo problemas funcionales, que afectan a la salud y minan la autoestima, sino, además, para mejorar la calidad de vida, así como alargar y mejorar la vida sexual.

Tratamiento Monalisa touch DEKA LASER

Muchas disfunciones de la zona íntima femenina no se tratan o se ignoran porque se consideran una consecuencia inevitable de procesos fisiológicos naturales, como los partos o la menopausia. Estas disfunciones pueden llegar a tener consecuencias importantes, tanto físicas (dolor, ardor o incontinencia) como psicológicas que repercuten negativamente, en el día a día de quienes la padecen, así cómo en sus relaciones de pareja. MonaLisa Touch es la solución más revolucionaria para recuperar la funcionalidad de la zona vulvovaginal tras la menopausia, los partos o la incontinencia urinaria que, la práctica de algunos deportes como el running, está provocando en algunas féminas a edades tempranas. Pero todavía es mucho más importante que este láser puede paliar las atrofias vulvovaginales que provocan los tratamientos oncológicos, una de las muchas secuelas que dejan en estas pacientes, de las que prácticamente no se habla.

Más de medio centenar de estudios clínicos y publicaciones en las más prestigiosas revistas científicas del mundo, avalan la eficacia y seguridad de MonaLisa Touch. Se trata del primer láser ginecológico específicamente diseñado para tratar las disfunciones vulvovaginales que cuenta con la aprobación de la exigente FDA estadounidense. Este láser ginecológico es el único que se aplica sin anestesia porque es indoloro y el tratamiento se realiza en tan sólo 5 minutos.

¿Cómo actúa MonaLisa Touch?

Este sistema emplea un innovador láser de CO2 fraccional, controlado por un sistema robotizado de escáner, exclusivo de Deka Láser, que garantiza una eficaz y homogénea aplicación. Provoca una contracción inmediata de las paredes vaginales, favoreciendo la producción de colágeno nuevo y regenerando el ya existente, incrementa la vascularización sanguínea y permeabilidad de las mucosas, creando una verdadera regeneración vulvovaginal, que permite la recuperación de la funcionalidad, elasticidad y lubricación de la vagina.

El tratamiento

Dura 5 minutos. Se requieren 3 sesiones, una al mes y, después, se recomienda otra de recordatorio anual. El procedimiento es mínimamente invasivo, se practica sin anestesia y es indoloro, tanto durante como después del tratamiento.

La paciente ya nota mejoría significativa de su sintomatología, tanto en la elasticidad, la lubricación y satisfacción sexual, durante la primera semana, habiendo constatado su efectividad a largo plazo.

Se recomienda no mantener relaciones sexuales con penetración vaginal en las 48 horas posteriores al tratamiento, así como no realizar ejercicio físico muy intenso el mismo día de la sesión. Por lo demás, puedes incorporarte inmediatamente a tu rutina habitual, tras el tratamiento.

Un tratamiento seguro y eficaz, que no tiene efectos secundarios, aunque de manera excepcional, podría producirse un leve sangrado, ligero ardor transitorio o una mayor cantidad de flujo en los días siguientes a la sesión.

Algunas de las aplicaciones de MonaLisa Touch

  • Atrofia vulvovaginal.

Muy frecuente en la menopausia cuando el cese de la función ovárica provoca adelgazamiento epitelial, sequedad vaginal y falta de lubricación. Aunque también puede desencadenarse en cualquier otra situación de fallo ovárico prolongado, como por ejemplo, tras el embarazo, o el tratamiento de cánceres ginecológicos (cáncer de mama, de ovario) donde debe suspenderse, definitivamente, la producción de hormonas femeninas.

En la atrofia vulvovaginal los síntomas van empeorando conforme va aumentando el tiempo sin estímulo hormonal, de ahí que afecten negativamente a la calidad de vida de las mujeres, sobre todo, si tenemos en cuenta que, en la actualidad, según la expectativa de vida, muchas mujeres pueden llegar a pasar más de la tercera parte de su vida, en esta situación.

Los síntomas vulvares y vaginales mas significativos son: escozor, ardor, irritación, picor, sequedad, flujo, dolor con las relaciones, así como incontinencia urinaria, molestias al orinar o hiperlaxitud vaginal.

MonaLisa Touch logra restituir las condiciones optimas de la piel vulvar y la capacidad de secreción de mucosa vaginal, recuperando su tensión de forma similar a los estrógenos tópicos vaginales, que hasta hace poco eran considerados el mejor tratamiento para este problema, salvo en casos de cáncer ginecológico donde su uso esta contraindicado. Sin embargo, las ventajas mas evidentes de este láser frente a los estrógenos son que una vez completado el tratamiento, su efecto permanece a largo plazo. No está contraindicado en casos de cáncer ginecológico, al contrario, ésta puede llegar a ser su principal indicación.

  • l Dispareunia

Una consecuencia de la atrofia vaginal es la dispareunia, el dolor durante las relaciones sexuales. La vagina atrófica es delgada, frágil, no elástica y, sobretodo, seca porque no se lubrica. Esto provoca dolor durante la relación sexual con una serie de consecuencias negativas para la relación de pareja que tienen como consecuencia la falta de líbido y sensación de malestar en situaciones íntimas con la pareja.

La dispareunia también puede ser causada por el dolor en el área del perineo, provocado por la cicatriz del episiotomia o después de una laceración en un parto espontáneo.

Conocer la causa del dolor y actuar sobre el tejido con un tratamiento láser de última generación, como MonaLisa Touch, es hoy la solución más eficaz para resolver este síntoma.

  • Hiperlaxitud vaginal

El ensanchamiento de la vagina y el introito vaginal es un síntoma frecuente tanto en el post parto como durante la menopausia. En algunas pacientes, la laxitud vaginal puede resultar molesta y producir efectos negativos en su bienestar y vida sexual al reducir la sensación de placer durante el coito. Sin embargo, esta disfunción, no siempre es un motivo de consulta ginecológica, sobre todo, porque las pacientes pueden sentir vergüenza a la hora de realizar la pregunta, y/o en otros casos consideran que es algo normal.

MonaLisa Touch, gracias a la precisión de su pulso D, diseñado específicamente para el tratamiento de la mucosa vaginal, provoca una contracción de la vagina, se tonifica, al tiempo que estimula la producción de fibras de colágeno, elástina y factores de crecimiento que, en definitiva, le permiten a estas estructuras alcanzar, en pocas semanas, las condiciones optimas de funcionalidad.

  •  Incontinencia urinaria

Los embarazos, la menopausia y recientemente se está detectando que la práctica de determinados deportes, como el running, son los principales responsables de que 1 de cada 4 mujeres sufran incontinencia urinaria. Esta disfunción, sin duda afecta a la calidad de vida y a la autoestima de quienes padecen esta pérdida involuntaria de orina, simplemente al toser, saltar o correr.

Este láser, debido a la capacidad que tiene de aumentar la calidad del tejido circundante a la vagina, tanto del esfínter como de la uretra y sus estructuras de soporte, obtiene resultados a corto y medio plazo, tanto en las incontinencias leves como moderadas. Consigue darle un mayor soporte a la vejiga, así como a la uretra, el canal de la orina, evitando su hipermovilidad y posterior escape de orina, ayudando así a la recuperación normal de la continencia.

  •  Cicatrices post parto (episiotomía/ desgarros)

MonaLisa Touch, una vez cicatrizada la episiotomía o el desgarro, mejora la calidad de los tejidos, en ambos casos. Este láser permite vaporizar, progresivamente, bajo visión microscópica, las capas de piel afectadas, hasta llegar a las capas sanas, más profundas, a partir de las cuales, logra estimular el crecimiento de piel sana, a corto plazo. Gracias a esta terapia se obtienen muy buenos resultados en las cicatrices post parto y en las posteriores a cirugías vaginales.

  •  Distrofias vulvares

Esta láser también se aplica en entidades patológicas de la vulva como el líquen, un problema crónico que deteriora la calidad de vida de las mujeres porque es muy sintomática, sobre todo prurito y dolor en las relaciones. Los tratamientos disponibles en la actualidad implican constancia y perseverancia por parte de las mujeres afectadas en un muy largo plazo. Este laser de CO2 fraccional, permite vaporizar, progresivamente, las capas de piel afectadas y estimular la formación de tejido, a corto plazo.