El intrusismo profesional y las ofertas de bajo coste pueden generar problemas de salud a quienes optan por estas intervenciones.

Aunque cada vez el paciente está más informado a la hora de abordar un tratamiento quirúrgico, en el caso de la cirugía plástica, el intrusismo profesional y el auge de las compañías low cost pueden acarrear problemas antes, durante o tras la operación.

El Dr. Ramón Calderón Nájera, fundador de Clínica FEMM y actual presidente de SECPRE indica que “en más ocasiones de las que quisiéramos nos encontramos con pacientes que llegan a nuestra clínica con cirugías mal realizadas que debemos corregir”.

Existen aproximadamente 9.000 médicos en España realizando operaciones de estética, de los cuales solo 1.000 han cursado la especialidad médica de cirugía plástica. “Esto incrementa considerablementelas segundas o terceras intervenciones para intentar arreglar el daño de las complicaciones derivadas de estas primeras cirugías, tras ser operados por profesionales no acreditados, en centros no homologados o por utilizar prótesis de baja calidad”, añade el Dr. Calderón.

El Dr. Carlos Gullón Cabrero, también fundador de Clínica FEMM, señala que “los pacientes tienen que ser conscientes de que el binomio calidad-precio es fundamental para obtener resultados naturales, que cumplan sus expectativas y, sobre todo, que le den una completa seguridad médica”.

SIETE CLAVES PARA AFRONTAR UNA OPERACIÓN ESTÉTICA

Por eso, desde Clínica FEMM insisten en que quien decide realizarse una intervención plástica tenga muy en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Equipo médico: Elegir un cuadro médico muy profesionalizado y con gran experiencia.
  • Centro hospitalario: Que las operaciones se realicen en hospitales bien preparados, que cuenten, como mínimo, con salas de reanimación, UCI y banco de sangre.
  • Tiempo pre-operatorio: Que se proporcione un tiempo mínimo de estancia preoperatoria, que permita preparar al paciente para la intervención, no solo a nivel médico, sino tranquilizándole y resolviendo cualquier duda que pueda asaltarle en esos momentos previos.
  • Tiempo post operatorio: Igualmente, que se respeten unos mínimos tiempos de estancia post operatoria. No hacerlo puede implicar riesgos para el paciente, como que se le abra la herida durante el desplazamiento a su domicilio o que sufra mareos, entre otros.
  • Anestesista: Las cirugías estéticas deben realizarse bajo el estricto control de un anestesista durante todo el tiempo que dure la operación, un anestesista por paciente en cada quirófano. Permitir que haya un anestesista atendiendo dos o más quirófanos debe considerarse una práctica de riesgo.
  • Cirujano presente: Un criterio de calidad y seguridad médica implica que el cirujano que te va a operar te atienda personalmente, tanto en las consultas diagnósticas como en las revisiones post operatorias. El cirujano plástico no puede ni debe delegar el quirófano en ayudantes ni colaboradores, salvo comunicación previa y consentimiento expreso del paciente.
  • Aparatología y materiales: Es importante que el equipo médico utilice la aparatología médica y quirúrgica más avanzada. En el caso de que la intervención conlleve implantes, es absolutamente necesario que estén homologados y sean de la máxima calidad.

El ranking de cirugías más elegidas por los españoles son el aumento de pecho, la abdominoplastia, la blefaroplastia o cirugía de los párpados, la mastopexia o elevación de senos, la liposucción de abdomen y flancos, la rinoplastia, el lipofilling facial, y la ginecomastia.