Cámara Hiperbárica BiomedicalVolar es algo habitual y placentero, pero volar también puede ser un fastidio por los trastornos que pueden ocasionar en el organismo los vuelos transoceánicos.

El Jet Lag es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (períodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias a través de regiones horarias.

El ritmo circadiano del cuerpo que regula la producción de múltiples reacciones bioquímicas, funciona en ciclos de unas 24 horas (más corto en las mujeres que en los hombres). Cuando se trastocan los hábitos diarios y la diferencia horaria, es normal que aparezca el jet lag que será más intenso a mayor diferencia horaria.

Los viajes hacia el Este son peores para el reloj biológico que hacia al Oeste. Los argumentos que respaldan esta teoría plantean que siendo el ritmo circadiano humano ligeramente superior a las 24 horas, se adapta peor a días anormalmente más cortos y al hecho de que, en lugar de transcurrir horas, vayan “desapareciendo”.

**Las personas que habitualmente madrugan, se adaptan peor al cambio de horario.

**No todos los viajeros sufren los efectos del jet lag y son más vulnerables las personas mayores.

Síntomas del Jet Lag:

Cansancio general. Fatiga. Dolores de cabeza. Insomnio. Problemas digestivos. Confusión. Irritabilidad. Desgana. Falta de memoria y sueño durante el día.

¿Cuánto tiempo dura el Jet Lag?

En cada organismo es diferente y lo normal es que el reloj biológico vuelva adaptarse pasados dos o cuatro días.

 

Cómo combatir el Jet Lag

Para prevenirlo conviene aclimatarse al horario del punto de destino con días de antelación. –Dormir bien antes de empezar el viaje. –Durante el vuelo vestir cómodamente y evitar dormirse si no es horario nocturno en el lugar de destino. -Y adecuar los horarios de comida, cena, descanso, al lugar en el que se esté.

-Aunque no existen medicamentos específicos para combatir el jet lag, las píldoras de melatonina, un suplemento o píldora farmacológica según los casos, pueden mejorar algunos de los síntomas como el estado de alerta, la somnolencia durante el día, el cansancio, la descoordinación, etc…La melatonina es una hormonal que regula el ciclo sueño-vigilia y con la luz inhibe su producción.

Lejos de los medicamentos, para disminuir los efectos del Jet Lag, en la Clínica S&O pueden hacerse tratamientos como presoterapia, masaje relajante, la reflexoterapia, la camilla térmica y, la más eficaz de las terapias: la Oxigenación con Cámara Hiperbárica, una terapia no invasiva que restaura el equilibrio mediante la desintoxicación y revitalización de las funciones metabólicas.

-La presoterapia alivia el dolor, la inflamación y proporciona un confort inmediato. Además, el drenaje linfático es un acreditado tratamiento desintoxicador.

-El masaje relajante tiende a armonizar el sistema nervioso, induce el relajamiento muscular y ayuda a recuperar o mantener el equilibrio psicofísico.

-La reflexoterapia, estimula puntos sobre los pies, manos, orejas o nariz, llamados “zonas de reflejo” basada en teorías pseudocientíficas.

-La camilla térmica se lleva a cabo en un cama motorizada; esta terapia que mejora la circulación sanguínea, se recomienda para el relajamiento y el masaje de los músculos.

-En la Cámara hiperbárica la persona respira oxígeno a una presión superior a la atmosférica ambiental; esto hace que aumente la concentración de oxígeno en el plasma sanguíneo y se produzcan una serie de beneficios en el organismo como es la revitalización de los tejidos.

*La sesión dura 50 minutos dentro de una cámara individual y sin efectos adversos; al principio puede sentirse en los oídos la misma sensación que se percibe en los aviones presurizados y que se soluciona tragando saliva o soplando con la boca cerrada.