Una técnica que consiste en la aplicación de alta energía, únicamente sobre el punto preciso (ni siquiera provoca efecto en el punto de al lado).

 Para comprenderla a fondo la Dra. Téllez nos explica un concepto anatómico: el Smas. o sea, la aponeurosis o membrana que recubre el músculo, y que se encuentra unida a la piel por unos setos o tabiques, exactamente del mismo modo que los utilizados para colocar la escayola en los techos.

 Pues bien, añade la Dra. “Los ultrasonidos focalizados con ondas de choque actúan a nivel del smas provocando la retracción de esta estructura y por consiguiente la elevación inmediata de la zona…

…Sus resultaos  me siguen sorprendiendo cada día, en especial en la cara, la papada, el abdomen, los muslos y los brazos”

Sus indicaciones son:

1. Flacidez de la piel, elevación, levantamiento de la misma a través de la contracción del colágeno y la regeneración de las fibras elásticas. Compacta y eleva la piel por retracción del smas

2. Eliminación de arrugas en general

3. Eliminación del surco nasogeniano

4. Eliminación líneas de expresión

 5. Eliminación de arrugas de la frente

 6. Eliminación de arrugas de ojos.

 7. Reafirmación de brazos, abdomen, muslos y papada.

Lifting Total

-Lifting de cara:

 El cabezal utilizado en esta zona es un transmisor de alta energía de ultrasonido enfocado a la piel y el tejido subcutáneo. El ultrasonido penetra directamente al SMAS, formando “coagulación por calor regional”, dirigido a piel más gruesa, como las mejillas y papada etc. Se hace con crema anestésica.

-Rejuvenecimiento de la piel: La energía del ultrasonido va enfocada a la dermis, el ultrasonido es responsable de la activación del colágeno en esta capa de la piel, además mejora los poros dilatados y reduce la aparición de arrugas.

Lifting  Corporal:

El cabezal utilizado en estas zonas transmite alta energía de ultrasonidos focalizados en profundidad de 13 y 8 mm dirigido a la piel más gruesa, como la de los muslos, las nalgas, el  abdomen, y los brazos.

Elimina grasa y recupera la elasticidad de la piel, tensando la zona de forma inmediata.

En el caso de los brazos tras la sesión –dice la Dra. Téllez –“Parece como si hubieras pasado una aspiradora. El resultado es fantástico porque reduce la grasa al tiempo que recupera la elasticidad de la piel, tensándola de forma inmediata.”

Sesiones

En la mayoría de los casos será suficiente una sesión cada año o dos años. Se puede hacer en invierno y en verano pues no le afecta el sol, ya que trabaja en profundidad. Recién hecho, la zona tratada estará un poco roja alrededor de una hora. Nada más terminar el tratamiento se aplica aloe al 200% y la rojez desaparece rápidamente.

Resultados

El resultado de este tratamiento es un auténtico lifting sin cirugía en la zona donde se aplica. Inmediatamente tras el tratamiento la retracción y tensión de la piel es del 20%, pero sigue aumentando progresivamente hasta los seis meses posteriores, permaneciendo así durante un año o dos.