VENUS FREEZE_TRATAMIENTO 2Un estudio llevado a cabo por el dermatólogo Jeffrey Dover y el cirujano plástico Kenneth Rothaus permite afirmar que este dispositivo de Venus Concept reduce la longitud y profundidad de las estrías, de manera segura y sin dolor, gracias a la tecnología patentada (MP)2

 

 

 

La aparición de estrías es un problema de la piel que afecta a ambos sexos, pero especialmente a las mujeres. Suelen aparecer cuando confluyen determinadas condiciones fisiológicas que hacen que disminuya el colágeno y la fibronectina, como el desarrollo adolescente, el embarazo o la obesidad. Aunque no causan problemas médicos significativos, sí suponen un factor de preocupación a nivel estético.  Por eso,  las pacientes llevan demandando desde hace años tratamientos eficaces no quirúrgicos y no invasivos que les permitan eliminar esas antiestéticas marcas o, por lo menos, mejorar su apariencia.

 

Tecnología patentada

En este sentido Venus Concept, referente mundial en el desarrollo de dispositivos médico-estéticos, cuenta con Venus Freeze, un equipo con la tecnología patentada (MP)2, la única que combina radiofrecuencia con pulsos magnéticos en medicina estética. Sus dos aplicadores (DiamondPolar, con 4 electrodos, para el tratamiento de pequeñas áreas, y OctiPolar, con 8 electrodos, para zonas más grandes) transmiten energía de Radiofrecuencia multipolar creando una matriz de energía que produce un calentamiento homogéneo en toda el área a tratar, con la máxima seguridad y eficacia, eliminando la necesidad de utilizar mecanismos de refrigeración previos o posteriores.

Este calentamiento favorece la estimulación térmica de la matriz extracelular en la dermis, produciendo una inmediata y temporal disminución de la triple hélice de colágeno y, como consecuencia, una estimulación micro-inflamatoria de los fibroblastos que, en respuesta, producen nuevo colágeno y nueva elastina, mejorando así la tensión y elasticidad de la dermis.

 

Estudio y evaluación

El estudio que ha evaluado la seguridad y eficacia del uso de Venus Freeze en el tratamiento de las estrías ha contado con la participación de 16 mujeres, con edades comprendidas entre los 30 y los 72 años. Todas realizaron 6 sesiones, una por semana, tras las cuales coincidieron en que el tratamiento había resultado agradable y que no habían experimentado ningún efecto secundario, como dolor, edema, quemazón, infección localizada, pigmentación de la piel o alteraciones en la textura de la misma. Además, 14 de ellas notaron una visible mejoría de la apariencia de las estrías, como demostró la evaluación visual de las fotografías en alta resolución tomadas antes y después de cada tratamiento. En todos los casos se apreciaba una reducción significativa tanto en longitud como en profundidad de las estrías.

 

La opinión del experto

 

 

Dr. Siridión Fleitas, director de CEMEL (Centro médico-estético y láser) en Canarias (http://www.drfleitas.com/home.html), utiliza Venus Freeze y coincide en afirmar que este tratamiento reduce la longitud y profundidad de las estrías, de manera segura y sin dolor.

 

“Venus Freeze es uno de los tratamientos que mejora las estrías debido a que aumenta la síntesis de colágeno y su contracción. En el Centro Médico Estético y Láser – CEMEL, bajo la dirección del Dr. D. Siridión Fleitas, lo combinamos con la bioestimulación mediante factores de crecimiento autólogos derivados de plaquetas, la carboxiterapia y el láser CO2 fraccionado”.