Cirugía, medicina estética, dieta y deporte se alían contra este “ insalvable” de la Operación Bikini.

La respuesta, con el cirujano plástico Moisés Martín Anaya

p

Desde luego, no es posible en un par de meses coincidiendo con lo que venimos llamando la Operación Bikini. No basta con acelerar en abril y mayo y entregarse frenéticamente a una dieta estricta y ponerse en manos de un entrenador personal. Es la opinión del cirujano plástico Moisés Martín Anaya, para quien el deseado vientre plano es una realidad a los quince años y algunos más, siempre que la mujer se  mantenga lejos la maternidad. Sí se puede lograr mediante la cirugía estética, siendo la intervención más eficaz la abdominoplastia. “Es una intervención ideal para mujeres que han tenido grandes pérdidas de peso y/o varios embarazos. “, asegura el experto, que recalca que esta operación no sólo extrae la grasa depositada en la zona, sino que también elimina la piel sobrante que carece de efecto de retracción. Es un procedimiento complejo, añade puesto que se trabaja en un nivel profundo;  “ cortamos músculo, quitamos la grasa, y reconstruimos posteriormente”. 

La abdominoplastia, igual que la liposucción se realiza en quirófano y bajo anestesia general. La segunda es otra de las técnicas estrella para eliminar la grasa, que según explica Moisés Martín Anaya, se extrae mediante unas cánulas. También en este caso se elimina la piel excedente y se procede, por último a reafirmar la zona mediante masajes específicos.

 Es bastante común confundir la liposucción con la lipoescultura.  En la segunda, además de quitar grasa se complementa con algún pequeño retoque para dar forma a la zona.

En cuanto a la medicina estética, los aparatos  en clínica , como se les  denomina son lo más demandado. Son tratamientos con máquinas, acompañados de masajes drenantes, mediante los que se pretende activar la circulación, combatir la retención de líquido y, en definitiva, perder volumen. El velashape se sirve de los infrarrojos, mientras que la termosudación utiliza el calor local y los productos reductores para luchar contra la celulitis y las toxinas.

Por último, el doctor Anaya recuerda la predisposición genética a la hora de acumular grasa en algunas partes del cuerpo. La dieta debe ser durante todo el año, un régimen de mantenimiento, libre de azúcares refinados y siempre con elementos diuréticos, zumos naturales, pescado azul y verduras. Y el deporte, según edad, pero siempre recurriendo a los clásicos: las sentadillas, los abdominales hipopresivos  ( que no buscan marcar la musculatura) y el aeróbico moderado.

Dr. Moisés Martín Anaya

Licenciado en Medicina en la Universidad de Salamanca y doctor cum laude en la misma Universidad.

Especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética.

Miembro de la Sociedad Española de Cirugía plástica Reparadora y Estética (SECPRE). Miembro numerario de la Asociación Española de Cirugía Estètica y Plástica (AECEP) , y de la International Society of Plastic Surgery (IPRAS) en la Federación Iberoamericana de Cirugía Plástica.

Ha publicado numerosos artículos en libros y revistas científicas nacionales e internacionales. Ha participado como ponente o profesor invitado en numerosos simposios, cursos y congresos tanto nacionales como internacionales de la especialidad.

Sus puestas al día a nivel nacional e internacional le permiten trabajar con las nuevas tecnologías y técnicas que se desarrollan en el campo de la cirugía estética.

Con más de 15 años de carrera profesional ,desde 1997 ejerce como especialista en cirugía plástica y estética el Hospital Virgen de la Paloma, Madrid