Entrevista a la Dra. Paloma Tejero, presidenta de AMECLM

dra. paloma tejero

Durante los días 21, 22 y 23 de octubre de 2021 tendrán lugar las XIV Jornadas de la Asociación de Medicina Estética de Castilla-La Mancha (AMECLM). La cita tendrá lugar en el Hotel Beatriz de Toledo. A raíz del congreso, hemos hablado con la Dra. Paloma Tejero, la presidenta de la Asociación y también la coordinadora del comité organizador del congreso, para que nos ponga al día de las novedades que se presentarán, los avances de los que discutirán los expertos y las ponencias que se llevarán a cabo.

Pregunta- Dra. Tejero, ¿cuáles eran sus intenciones y sus objetivos al organizar esta edición, y qué esperan de ella?

Respuesta- Estas XIV Jornadas de la Asociación de Medicina Estética de Castilla-La Mancha (AMECLM) van a ser muy especiales para todos. Bajo el lema Y ahora, más que nunca… Seguimos avanzando queremos ser un punto de encuentro para todos los que trabajamos en el campo de la medicina estética. Hemos permanecido activos, trabajando con protocolos de seguridad, a veces con miedo y haciéndonos preguntas que, aún en su mayoría, están por contestar. Ahora, más que nunca, queremos seguir avanzando para dar lo mejor de nosotros, con base científica, conocimiento y habilidad para brindar a nuestros pacientes.

P.- ¿Qué es lo que más ilusión le hace de este año como asistente y lo que más le interesa como médico estético?

R.- Lo que más ilusión nos hace a todos es volver a encontrarnos. Serán unas Jornadas de nuevo presenciales, cumpliendo con todos los requisitos que se nos han pedido desde la Consejería de Sanidad, pero en las que volveremos a hablar en los pasillos, visitar stands, disfrutar de la mesa en compañía, hablar con los compañeros…

Lo que más me interesa a nivel profesional es mantenernos actualizados. La medicina estética está en permanente cambio; hablaremos de inmunidad, de aparatología, de glúteos, de fillers, de las nuevas toxinas, etc.

P.- Vemos que el curso monográfico se dedica a la mirada, que usted misma presenta. ¿Por qué este tema, por qué este curso?

R.- En este momento, en el que la mascarilla no va a desaparecer, hemos aprendido a reconocernos por la mirada y a sonreír con los ojos. Nuestra mirada es hoy nuestra tarjeta de identidad, por eso es tan importante este curso monográfico para conocer todo lo que podemos hacer en nuestras consultas para mejorar su aspecto, rejuvenecerla, modificarla si es preciso o embellecerla. La mirada es nuestra protagonista.

P.- Y, en cuanto al congreso propiamente dicho, ¿qué podremos ver? ¿Nos puede indicar algunos de los temas
o ponentes más destacados?

R.- Es difícil decir lo que no me quiero perder, pero estaré muy atenta para conocer lo que hay de nuevo en los materiales de relleno y también las nuevas toxinas. ¿Durarán más?, ¿serán mejores?

Por supuesto, a todos nos preocupa muchísimo la importancia de la situación inmunológica de nuestros pacientes a los tratamientos médico-estéticos. Por eso contamos con un gran inmunólogo, como es el Dr. Álvaro Moreno, que además ha sido revisor de los protocolos de efectos adversos de la SEME, para que nos dé su visión y un apunte de cómo en estos momentos infecciones, vacunas, estrés o enfermedades autoinmunes pueden afectar a nuestros tratamientos.

P.- También participa en la mesa ‘Materiales de relleno, ¿qué hay de nuevo? Coloquio con ponentes que presentarán las últimas novedades’. Y bien, ¿qué novedades hay en este campo?

R.- Cada vez conocemos más características que diferencian unos productos de otros, sobre todo en el campo de los diferentes ácidos hialurónicos (de hecho, se presentarán nuevas formulaciones para el tratamiento de la ojera). También la demanda de nuestros tratamientos a nivel corporal (glúteos, manos…) hacen necesarios nuevos productos. Sin olvidar la búsqueda de materiales inductores de nuevo colágeno que ayuden a reparar y regenerar tejidos. También queremos que esté presente la industria y nos traiga sus nuevas propuestas.

“Necesitamos, ahora más que nunca, que se reconozca la medicina estética, con una formación específica y obligatoria para poder ejercer”

P.- En general, ¿hay novedades en medicina estética, o se trata de un año bastante «parado» debido a la pandemia? Aunque lo fuese, ¿considera que los congresos siguen aportando al profesional?

R.- No, no ha habido descanso. Al contrario, creo que el uso de la tecnología online nos ha hecho estar continuamente aprendiendo nuevas técnicas, ampliando conocimientos, compartiendo problemas y buscando soluciones. Pero lo que nunca puede sustituirse es el momento mágico del encuentro, el poder compartir experiencias, ver, tocar, sentir. La vida no es online sino real, por eso es tan importante que podamos estar de nuevo juntos.

P.- ¿Avances tecnológicos, en la investigación o en las técnicas?

R.- Todos los aspectos están en continua renovación. Creo que nunca se ha avanzado tan deprisa en el conocimiento, la investigación y las técnicas como en este último año. Pero no todo vale; ahora hay que seleccionar, seguir profundizando en lo que es necesario y adquirir habilidades.

P.- ¿Qué le depara el futuro a su especialidad?

R.- Estamos en un momento crítico, con una presión muy elevada para luchar contra el intrusismo, fundamentalmente desde la enfermería y la odontología, a pesar de las reiteradas sentencias que nos avalan. Desgraciadamente, hay también algunos médicos que fomentan estas situaciones.

Necesitamos, ahora más que nunca, que se reconozca la medicina estética, con una formación específica y obligatoria para poder ejercer; sin olvidar nunca que la medicina estética es medicina y por eso solo puede ser ejercida por médicos.

P.- Otra de las ponencias en las que participa es ‘Vacunas, COVID y nuevos tratamientos’. ¿Cuáles son los
principales temas a tratar y cuáles las conclusiones o reflexiones?

R.- En octubre de 2020 ya enviamos una carta al editor de la revista de la UIME en la que hacíamos una llamada de atención a la posible influencia de la COVID en la aparición de efectos adversos, sobre todo en pacientes portadores de materiales de relleno permanente o a los que se había suministrado ácido hialurónico. Desde entonces se han publicado diferentes artículos con casos clínicos que se han producido con la infección por COVID-19 y también tras la vacunación.

P.- ¿Cuánto nos queda de hablar de covid?

R.- Desgraciadamente, mucho. Como decía, aún hay muchos interrogantes, mucho por saber sobre su origen, sus manifestaciones clínicas… Y mucho por aprender sobre las vacunas. Ya hemos visto que son muy necesarias, pero no eximen de reinfección y empieza a hablarse de una tercera dosis.

Pienso y espero que esta pesadilla quede como una enfermedad más, que pueda prevenirse, que podamos combatirla y que no tenga consecuencias importantes sobre la salud. Mientras tanto, tenemos que aprender a convivir con ella, a tratar cada vez mejor y con más seguridad a nuestros pacientes. También las secuelas derivadas de más horas sedentarias y del uso de mascarillas.

Si te ha gustado este artículo quizá te interese Entrevista a la Dra. Paloma Tejero