Todo sobre la técnica de aumento de pecho con grasa propia

Aumento pechos grasa propia

Una de las opciones más seguras para aumentar el tamaño de los senos es el lipofilling mamario, también conocido como aumento de pecho con grasa propia. Esta técnica que permite disminuir grasa del cuerpo para usarla en la zona de las mamas puede resultar la opción más viable si lo que se pretende es un incremento no muy excesivo y poco invasivo. Te contamos por qué.

  • Duración de la operación: 120 minutos.
  • Recuperación: 4-5 días de molestias/dolor. 3-7 días para reincorporación al trabajo -> Depende de paciente y profesión.
  • Anestesia: Sí. General.
  • Ingreso: una noche en el hospital.
  • Resultado: Una talla de sujetador más.
  • Pacientes indicados: mujeres que quieran aumentar una talla y perder grasa, personas con malformaciones del desarrollo, pacientes con implantes que presenten irregularidades o asimetrías.

¿En qué consiste el aumento de pecho con grasa?

Esta técnica implica la inserción de pequeños injertos de grasa en la glándula mamaria, con el objetivo de lograr un aumento de volumen de manera natural y sin implantes. En este caso, la grasa utilizada proviene de otras áreas del cuerpo de la misma paciente.

GRASA DE LA PACIENTE. La grasa se extrae mediante liposucción de otras áreas corporales y se somete a un proceso de preparación para obtener únicamente las células intactas. 

MICROINJERTOS. La grasa obtenida se introduce en la mama mediante el uso de jeringas extremadamente delgadas y pequeñas, permitiendo la inyección de cantidades muy pequeñas con una mayor probabilidad de supervivencia. Los microinjertos de grasa se realizan alrededor de la glándula mamaria, evitando su inserción directa en el interior.

RESULTADOS. La tasa de supervivencia de las células puede variar considerablemente, aunque se estima que alrededor del 70% del volumen trasplantado permanece. La respuesta individual a este procedimiento puede ser diversa. La técnica puede proporcionar un volumen equivalente a una copa de sujetador

Lipofilling mamario detallado

Preoperatorio

La fase preoperatoria consiste en informarse y tener claro qué resultados se esperan conseguir. Por eso, antes de realizar un aumento de mamas con grasa propia, es fundamental definir los objetivos deseados, que se llevará a cabo junto al cirujano.

Operación

① En primer lugar, se realiza una liposucción en una zona donante para obtener grasa. 

② Después de la liposucción, la grasa se procesa para obtener células intactas.

③ Por último, se inyectan las células en la mama con jeringas finas para lograr un aumento de volumen. 

El procedimiento puede llevar de 2 a 3 horas.

Post operatorio

Inflamación. La hinchazón disminuye en unos días. Inicialmente, el volumen resultante es una combinación de la grasa trasplantada y la retención de líquidos causada por la intervención quirúrgica. 

Resultados estables en los meses siguientes. Es crucial tener en cuenta el punto anterior, ya que la inflamación disminuye en los meses siguientes y, como resultado, el volumen mamario se reduce. Aunque las pacientes pueden percibir que la grasa se reabsorbe, en realidad están perdiendo líquido, conocido como edema. La estabilidad del volumen mamario se logra aproximadamente en un período de unos 4 a 6 meses. 

Sensibilidad alterada. Tampoco es extraño si se experimentan ciertas alteraciones en la sensibilidad, especialmente en la parte inferior de los pechos. La recuperación de esta sensibilidad puede llevar hasta un año. Aunque es poco frecuente, existe la posibilidad de una pérdida de sensibilidad en la areola.

Cuidados en el post operatorio

Después del aumento de pecho con grasa propia se deben seguir las pautas indicadas por el cirujano en cada caso, ya que cada paciente puede requerir de instrucciones diferentes. No obstante, suelen agruparse en:

Descanso y cuidado personal: duerme lo suficiente y evita actividades extenuantes durante las primeras semanas después de la cirugía.

Ejercicio gradual: sigue las recomendaciones del cirujano en cuanto al reinicio gradual de las actividades físicas.

Prendas de compresión: es posible que se te indique usar prendas de compresión o un sostén especial para ayudar a minimizar la hinchazón y proporcionar soporte a los nuevos implantes de grasa.

Cuidado específico de las incisiones: Sigue las instrucciones del cirujano para el cuidado de las incisiones, como mantenerlas limpias y secas para prevenir infecciones. Incluso, en algunos casos podrá ser necesario aplicar cremas para la cicatrización.

Control del dolor: toma los medicamentos para el dolor según la prescripción médica.

Evitar la exposición solar: durante un tiempo, evita la exposición directa al sol en las áreas tratadas.

Abstenerse de fumar y alcohol: estos hábitos pueden afectar negativamente la cicatrización.

Quién es la paciente perfecta

  • La paciente de liposucción o abdominoplastia que, además, también desea aumentar el tamaño de sus pechos. Como se requiere realizar primero una liposucción, que puede ser de mayor o menor magnitud, en una zona donante, muchas mujeres aprovechan esta oportunidad para eliminar depósitos localizados de grasa en áreas específicas de su cuerpo.
  • La que busca un aumento de mamas cuyo cuerpo tiene depósitos de grasa que pueden utilizarse como fuente donante y prefieren evitar el uso de implantes mamarios.
  • Personas con malformaciones del desarrollo, como mamas tuberosas, Síndrome de Poland (ausencia total o parcial del músculo pectoral mayor) o Pectus Excavatum (costillas y el esternón (hueso central del pecho) crecen hacia adentro)
  • Mujeres que han optado por un aumento de mamas con implantes, pero que presentan irregularidades o asimetrías que pueden corregirse mediante un procedimiento selectivo de «lipofilling» o relleno con grasa.
  • Mujeres que han pasado por una cirugía de aumento de mamas con implantes, pero que experimentan problemas como contractura capsular o rotura, o que simplemente desean liberarse de la atención constante que requieren los implantes y desean retirarlos.

Para quién no está recomendado

✘ No se recomienda para pacientes delgadas sin depósitos de grasa corporal.

✘ Tampoco para mujeres que buscan un aumento de más de dos tallas. 

¿Implantes mamarios o lipofilling?

La elección entre el aumento de senos con grasa o implantes depende de las necesidades y preferencias individuales. Ambas son técnicas distintas, pero a veces se complementan para optimizar resultados, perfeccionando volúmenes. 

Como se ha visto, el lipofilling implica un trasplante de tejido graso vivo de la propia paciente, siendo ideal para aumentos más moderados. 

La cirugía de implantes mamarios implica la inserción de prótesis de silicona o solución salina debajo del tejido mamario o del músculo pectoral para aumentar el tamaño y mejorar la forma de los senos.

Cuando ambas se fusionan, es útil para reconstrucciones de mama y para la mejora de los implantes ya puestos con anterioridad.