PORTADA EME 11La Dra. Amaro, directora médico en clínica Feel Good y autora del tratamiento de pérdida de peso patentado como “la dieta definitiva”, el Método Amaro, analiza el porqué de la celulitis y los factores que inciden en su aparición.

Aunque no está considerada como enfermedad la realidad es que la padecen el 90 % de las mujeres, (siendo mucho menos frecuente en hombres) y preocupa de tal manera que puede afectar la autoestima de las personas.

 

Se trata de una hipertrofia de las células adiposas que se encuentran en la epidermis y es provocada por un desequilibrio entre el proceso de lipogénesis (la capacidad de generación de grasa) y lipólisis (la capacidad de eliminación de grasa). Esta hipertrofia hace que las células acumulen más grasa de la que eliminan, endureciéndose así las fibras de colágeno y aumentando la retención no solo de agua sino también de toxinas.

 

Factores que favorecen la aparición de la celulitis

 

  • La predisposición hormonal: Claramente se trata del factor más importante. Además, el cambio en la actividad de las hormonas femeninas (estrógenos) que ocurren en determinados momentos como la pubertad, el embarazo, la menopausia, o durante la toma de anticonceptivos orales contribuyen a que la celulitis pueda aparecer o empeorar.
  • Factor hereditario: Las mujeres con antecedentes familiares de obesidad y celulitis tienen mayor predisposición a padecerla.
  • Factores raciales: Hay una mayor incidencia en raza blanca y negra.
  • La falta de ejercicio: Esto hace que la circulación sanguínea sea peor con la consiguiente aparición de la celulitis.
  • La depresión o el estrés son factores que también inciden en la aparición o empeoramiento del grado de celulitis.
  • Alimentación: una mala alimentación, con una ingesta de alimentos hipercalóricos, con grasas saturadas y un exceso de sal también predispone a sufrir este problema.

 

 

  • Determinadas enfermedades tiroideas, hepáticas digestivas o el estreñimiento.
  • Determinados fármacos: Como anticonceptivos o corticoides.
  • Factores secundarios: uso de tacones altos, ropa ajustada o que no transpire bien, mucho tiempo de pie, el tabaco, alcohol y malas posturas corporales pueden influir en la aparición de celulitis.

Según la Dra. Amaro: “A estos factores, además debemos añadirle otros que pueden ser secundarios pero que también debemos tener en cuenta como por ejemplo: el uso de tacones altos, ropa ajustada o que no transpire bien, permanecer mucho tiempo de pie, el tabaco, el alcohol o malas posturas corporales.”

 

Hábitos saludables que ayudan a combatir la celulitis

La aparición de la celulitis depende de cada persona y es un proceso crónico que progresa con el tiempo pero donde se puede actuar para prevenir o reducir su evolución:

  • Alimentación saludable: Llevar una alimentación variada pero en la que se incluyan alimentos como los cítricos; verduras como las espinacas, el apio, el puerro; o pescado blanco, todos ellos alimentos que nos ayudan a eliminar toxinas y líquidos retenidos.

 

“Esto no significa que debamos excluir de nuestra dieta alimentos como la carne, el arroz o las legumbres. No debemos olvidar que una alimentación saludable debe incluir todos los grupos alimenticios pero si queremos combatir la celulitis debemos saber cuáles son aquellos que mejor nos ayudarán. Siempre debemos dejar guiar nuestra alimentación a un especialista que será quien nos proponga unos hábitos de vida saludables adecuados a nuestro problema en el momento actual y teniendo en cuenta su progreso en el tiempo” añade la Dra. Amaro.

 

  • Realizar actividad física: El sedentarismo favorece la aparición de celulitis. Debe establecerse una rutina diaria de ejercicio que variará en función de nuestros gustos, sexo, edad o posibles patologías. Simplemente el hecho de caminar ayuda a mantenerse saludable y en forma además de evitar la acumulación de grasas. Otro ejercicio muy efectivo es subir escaleras: tonifica los músculos, evita la acumulación de grasa en piernas y glúteos y favorece la circulación sanguínea y linfática.

 

  • Hidratación abundante: beber 2 litros de agua al día y mantener nuestro cuerpo hidratado favorece la eliminación de toxinas.

 

  • Disminuir la ingesta de alcohol: dado que favorece la acumulación y retención de líquidos y cuando se metaboliza se transforma en azúcar.

 

  • Evitar fumar: la nicotina, uno de los componentes del tabaco, reduce la oxigenación de las células lo que favorece la aparición de celulitis.

 

  • Reducir el consumo de café: la cafeína es un vasoconstrictor y disminuye la oxigenación celular favoreciendo la aparición de celulitis.

 

 

 

 

 

 

  • Evitar el uso de ropa ajustada: ya que se entorpece el retorno venoso y linfático y la correcta oxigenación de los tejidos.

 

  • Duchas de agua fría y caliente dado que activa la microcirculación.

 

 

Tratamientos

 

Existen varios tratamientos invasivos para casos extremos pero actualmente con medidas preventivas, buena alimentación y gracias a tratamientos no invasivos como la mesoterapia se obtienen resultados espectaculares sin someter al paciente a riegos ni a terapias dolorosas.

 

La Mesoterapia es un tratamiento corporal que consiste en la administración intradérmica de fármacos específicos que disminuyen la grasa localizada, eliminan la celulitis y reafirman la zona tratada. Los resultados son altamente efectivos, especialmente cuando se combina con el ejercicio físico.