danielEn Tintoré&Brasó creen y practican la mejor cirugía con el menor dolor posible. De ello se encarga su médico anestesiólogo, Juan Bernardo Schuitemaker, quien suministra a los pacientes, durante cada intervención, un revolucionario método analgésico: la técnica de los bloqueos nerviosos, que interrumpen el impulso doloroso y evitan su llegada a los centros receptores del sistema nervioso central.

“Busco nervios o trayectos nerviosos y coloco con la aguja alrededor del nervio”, explica Schuitemaker mientras, con ayuda de la enfermera Montse Colomer que suministra el analgésico, observa la ecografía del paciente en la pantalla del ordenador, procurando la zona exacta donde debe colocar la aguja.

Este novedoso método anestésico que, administrado de forma local, es selectivo, reversible y temporal, es el más eficaz en el tratamiento del dolor periférico y el que necesita la menor cantidad de fármacos, por lo que los efectos secundarios se minimizan. “El bloqueo nervioso evita secuelas en una operación de gran agresividad”, aclara el anestesiólogo, quien, una vez suministrado el tratamiento, se encarga de controlar la frecuencia cardíaca del paciente en cada intervención para asegurarse de que no se produce dolor fisiológico y que la operación transcurre de forma segura.

Origen y evolución

“Los bloqueos de nervio periférico son casi tan antiguos como el ser humano. Ya desde la Antigüedad los médicos y los cirujanos intentaron lograr la insensibilidad de una parte del cuerpo humano.

Hubo tres hechos que cambiaron la historia para abrir paso a la anestesia regional actual, el primero de ellos en el año 1845 cuando el médico Irlandés F. Rynd inventa las jeringuillas hipodérmicas, muy rudimentarias, que funcionaban con un pistón que daba vueltas, que posteriormente fueron modificadas en varias oportunidades hasta que Leuer inventara unas bastante parecidas a las que conocemos. El segundo hecho ocurre en 1853, cuando el médico escocés Alexander Wood en Edimburgo inventa las agujas hipodérmicas con el fin de ponerle morfina a su mujer quién sufría de un cáncer terminal. Por último, la introducción de nuevos anestésicos locales de nueva generación a partir de 1930 con la tetracaína, da paso a la anestesia regional.

La anestesia regional es la especialidad de la anestesia que más ha evolucionado en los últimos tiempos, en sus principios se realizaba guiada por marcas anatómicas introduciendo una aguja hasta contactar con el nervio, momento en el que el paciente experimentaba un calambre de muy fuerte intensidad que indicaba que nos encontrábamos “en la proximidad del nervio” o sobre éste. Con el advenimiento de la neuroestimulación la anestesia locorregional dio un vuelco de 180 grados, ya que este aparato transmite electricidad imperceptible por el paciente a través de una aguja. Esta electricidad estimula al nervio cuando uno se acerca y se comienza a mover la extremidad, disminuyendo progresivamente la intensidad de la electricidad mientras se avanza la aguja hasta que se llega a un punto de muy baja intensidad y se coloca el anestésico local con una tasa de éxito del 95%. La introducción de la ecografía para la realización de bloqueo de nervio es el mayor avance que ha hecho la anestesiología en los últimos tiempos, ya que nos permite ver en tiempo real la estructura que queremos bloquear (nervio) y la aguja aproximándose, con esto hemos logrado tener una tasa de éxito muy alta con complicaciones mínimas. Si a ello le añadimos el auge de estudios sobre nuevas drogas, el entendimiento y mejora de la fisiología del bloqueo ha hecho de la anestesia locorregional una de las especialidades anestésicas de mayor éxito y seguridad.” (Juan Bernardo Schuitemaker, médico anestesiólogo del IDC – Hospital General de Catalunya y del Instituto de Cirugía Estética Tintoré & Brasó)

Juan Bernardo Schuitemaker aclara cualquier duday precisa la técnica de los bloqueos nerviosos

E.M.E.: ¿Cuántas anestesias con este tipo de técnica ha realizado Juan Bernardo Schuitemaker y con qué resultados?

J.B.S.: En los casos de anestesia locorregional para cirugía plástica no lo puedo decir con certeza, y no conozco estudios publicados del uso masivo de este tipo de técnicas para la cirugía plástica. Tintoré & Brasó es el único grupo que trabaja en equipo usando nuevas técnicas de anestesia locorregional junto a técnicas punta en cirugía plástica para obtener los mejores resultados estéticos y la mayor satisfacción del paciente.

E.M.E.: ¿En qué casos se aconseja su utilización a diferencia de una anestesia clásica?

J.B.S.: La anestesia es como todo en la medicina, es una especialidad, y como ella debe adecuarse al paciente, no el paciente a la anestesia, por lo que es vital la valoración preanestésica y el llegar a un acuerdo entre ambos. La anestesia no tiene indicación por cirugía (ciertos casos son excluyentes) sino por paciente. Hoy en día lo prioritario es el principio de autonomía: le explicamos al paciente las posibilidades que tiene, los pro y los contra y él, como responsable de su salud, decide con nuestro consejo.

E.M.E.: ¿Es ésta otra herramienta básica para potenciar aún más los resultados (en cuanto a satisfacción para el paciente) de la cirugía plástica en medicina estética?

J.B.S.: Sin lugar a dudas, sí. Si el paciente se siente feliz con su resultado estético pero su experiencia perioperatoria, (no sólo después de salir de quirófano sino antes, durante y después), no es buena, seguramente su nivel de satisfacción será bajo. Precisamente, el conseguir el resultado estético anhelado y garantizar un perioperatorio feliz es lo que nos diferencia como equipo de cirugía plástica. En nuestro equipo, formado también por las enfermeras de quirófano, los auxiliares, la secretaria de consulta y la cabina estética, todos valemos por igual y nuestro norte es el paciente, el deseo de ofrecerle el servicio que se merece.

E.M.E.: ¿Cualquier persona puede recibirla?

J.B.S.: Las contraindicaciones para no recibirla son muy escasas y las personas que no la puedan recibir seguramente no se operarán de cirugía estética. Sin embargo, sí de reparadora. La primera contraindicación es que el o la paciente se niegue a recibirla. Los pacientes anticoagulados, antiagregados, con infecciones en el área a pinchar o con infecciones severas sistémicas (Sepsis) serían las contraindicaciones absolutas. Como vemos, a excepción de la primera, el resto no son candidatos a cirugía estética por su condición. Quizás los pacientes jóvenes anticoagulados, sin embargo, siendo vistos en el properatorio y con un plan con un hematólogo, seguramente la puedan asumir.

E.M.E.: ¿Por qué se decide por este tipo de anestesia en el caso de la Lypo Gym 4D?

J.B.S.: Es una opción, como todo, pero ya que vamos a estrenar cuerpo nuevo, qué mejor manera de hacerlo que sin dolor. Además, mientras mayor sea el área a operar, (es decir, pechos, brazos, barriga, espalda, piernas…), más beneficio tiene el hecho de poder optar a una anestesia sin dolor. También, hay que tener en cuenta que los drenajes linfáticos postoperatorios son fundamentales en este tipo de intervención y el no tener dolor es un extra.

E.M.E.: ¿Qué preparación y/o entrenamiento profesional es necesario para poder realizar una anestesia que incluya bloqueos nerviosos?

J.B.S.: Como dice una persona de mi gran estima y admiración, gran profesional reconocido en el área de anestesia locorregional a nivel mundial, el Dr. Xavi Sala–Blanch, se necesitan diez años desde que uno es médico, 4 de especialización y 6 de formación. Y lo más importante de todo: el sentido común que es el menos común de los sentidos.

E.M.E.: ¿Cuál es el papel y principal o principales responsabilidades del anestesiólogo antes, durante y tras la intervención en este tipo de anestesia?

J.B.S.: El anestesiólogo es fundamental en todo tipo de cirugía. En plástica, es necesario entender no sólo las necesidades de nuestros pacientes, sino también las del cirujano. Nos convertimos en el paciente, observamos minuciosamente qué presión tiene, cuál es el ritmo de su corazón, su cantidad de orina, etc.

E.M.E.: ¿Y la técnica de la misma, expresada brevemente?

J.B.S.: La anestesia, habitualmente, es anestesia general. Es decir; el paciente se duerme por completo, con o sin tubo en la boca. Lo más habitual es que usemos unas mascarillas que se hinchan en la garganta (máscara laríngea) que produce o ningún o mínimo dolor de garganta, además de múltiples bloqueos nerviosos, cuya cantidad varía en función del área a intervenir.

E.M.E.: ¿El paciente aún teme a la anestesia o éste es un mito a desterrar?

J.B.S.: Éste es un mito a desterrar. Los pacientes deben dejar de temer a la anestesia. Hoy en día es reconocida como la especialidad más segura en medicina. Además, el colegio americano de médicos  la reconoce como la única que es capaz de prolongar la vida. Ha cambiado mucho desde la colocación de éter impregnado en un algodón por un colador. Aquellos días de fallecimientos en quirófano han pasado y los pocos que tienen lugar son por la condición con la que entró el paciente. Es decir, que si alguien entra atropellado o desangrado a quirófano y muere dentro, es porque también hubiese ocurrido fuera de él. Si un paciente es valorado por un anestesiólogo en el preoperatorio, es una cirugía programada, con una persona en buen estado general, por lo que la seguridad es máxima. De este modo, me gustaría que la anestesia no fuese el obstáculo para que los pacientes que lo deseen se sometan a una intervención en busca de un buen resultado estético.

 

Juan Bernardo Schuitemaker Requena

Es médico anestesiólogo del IDC – Hospital General de Catalunya y del Instituto de Cirugía Estética Tintoré & Brasó. Cuenta con una amplia experiencia en anestesia obstétrica y en anestesia locorregional eco guiada y eco facilitada, así como con una nutrida formación en anestesia cardiovascular y manejo de ecocardiografía transesofágica transoperatoria. Es experto en la     técnica de los bloqueos nerviosos dado su gran interés por la investigación clínica. En este ámbito, cabe destacar que es Máster en Investigación en Ciencias Clínicas por la Universitat de Barcelona y actualmente doctorando en la misma área.

Una entrevista de Pilar Roldán (@proldan5)

SI QUIERES CONOCERLO TODO ACERCA DE LA LIPOGYM 4D CON LOS DOCTORES TINTORÉ&BRASÓ ENTRA EN:

http://expertosenmedicinaestetica.es/lipo-gym-4d-por-tintorebraso-adios-a-la-lipo-clasico-y-hola-a-la-apariencia-de-gimnasio/