En una conferencia sobre Innovación en Dermatología Estética durante el reciente el XXXII Congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética en Málaga, el Dr. Ricardo Ruiz, especialista en Dermatología Estética y Oncológica a nivel internacional, reveló las diferentes tendencias en las que va a centrarse la especialidad en un futuro próximo.

Por Clínica Dermatológica Internacional
_MG_0190

La charla se centró en 3 temas: la pasión por el sector de la dermatología estética, la innovación dentro de esta especialidad y numerosas reflexiones sobre futuro del campo, donde se pusieron sobre la mesa varias predicciones.

 

POR QUÉ SIENTE PASIÓN POR LA DERMATOLOGÍA ESTÉTICA.

Durante la ponencia, el Dr. Ruiz afirmó que “la Dermatología Estética puede mejorar la calidad de vida de los pacientes si se hace de forma honesta y rigurosa”. A pesar de que su trabajo como dermatólogo implica el tratamiento de enfermedades como el cáncer de piel, la psoriasis u otras alteraciones cutáneas, el doctor destacó en la primera parte de la charla cómo la rama estética puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Asimismo, explicó que a través de los últimos avances se puede ayudar a rejuvenecer a las personas con elegancia y discreción, combinando distintas técnicas mínimamente invasivas.

 

CÓMO PODEMOS INNOVAR EN NUESTRA ESPECIALIDAD.

La segunda parte de la charla trató sobre la innovación en Dermatología. “El campo de la medicina es tradicional porque en el juramento hipocrático destaca que lo más importante es ‘no hacer daño’. Por ello no suele haber innovaciones disruptivas en medicina, a diferencia de campos como las compras (Amazon), los buscadores (Google) o la forma de relacionarse (Facebook)”. Para el Dr. Ruiz es más fácil innovar tratando de conseguir que la experiencia del paciente en la clínica sea excelente ya que “muchas veces el paciente no recuerda por qué ha venido a la clínica, pero sí cómo se ha sentido”.

 

PREDICCIONES EN EL CAMPO DE LA DERMATOLOGÍA ESTÉTICA.

Durante la última parte de la conferencia, el dermatólogo lanzó su visión sobre el futuro de la especialidad, lanzando varias predicciones:

  • Personalización de los tratamientos gracias a los estudios genéticos: “Será posible averiguar, a través del estudio genético de una persona, cuál es el mejor tratamiento médico y también estético”.
  • Incremento de las consultas estéticas on-line. “Se ha demostrado que los pacientes sienten menos vergüenza a la hora de consultar sus dudas estéticas de forma on-line que de forma real, cara a cara”.
  • Cambios en el estado de ánimo y menos en el aspecto físico. “En un futuro se valorarán los resultados de las técnicas estéticas por los cambios que supondrán en el estado de ánimo y en la calidad de vida, más que por los meros cambios físicos”.
  • Menos cirugía. “Cada vez se utilizará menos el bisturí en el plano estético, incluso nuestros nietos preguntarán: ‘¿pero antes cortabais la piel?’. Y es que las técnicas de medicina estética están desbancando a la cirugía plástica, más agresiva y con un tiempo de recuperación mayor.
  • Congresos virtuales y formación médica mediante simuladores. “Es lo que ocurre con los pilotos en la actualidad y algo que veremos en nuestra especialidad”.
  • Las enfermeras pondrán Botox y rellenos. “Ya se está haciendo en Estados Unidos y en Reino Unido, así que es lógico pensar que en un futuro próximo la tendencia llegará a nuestro país”.
  • Inteligencia artificial en la consulta. “En breve los médicos trabajaremos con sistemas basados en inteligencia artificial; así lo destaca un reciente artículo de la publicación científica Nature, donde un algoritmo basado en inteligencia artificial consigue los mismos aciertos diagnósticos que 21 dermatólogos de Stanford”.
  • Por último, defendió que las consultas tenderán a unirse para compartir recursos y habló de la unión entre las distintas sociedades médicas (dermatólogos, cirujanos plásticos y médicos estéticos), para compartir experiencias, formación e investigación.

 

 

 

Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

El Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez, dermatólogo oncológico y estético, se ha formado en la Clínica Mayo y en la Universidad de California, San Francisco.

Actualmente es el director de la Clínica Dermatológica Internacional y coordina el Servicio de Dermatología de la Clínica Ruber.

Autor de varios libros: No te Arrugues, El libro del Botox y los recientemente publicados Fernando se hace amigo del sol, un libro infantil para enseñar a los niños la importancia de la fotoprotección, y Antiaging, que aporta las claves para llegar a la vejez con un rostro sano y lleno de elegancia.

Su especialidad abarca desde las nuevas terapias del cáncer de piel hasta el rejuvenecimiento facial no invasivo. Su filosofía de trabajo se resume en combinar la innovación de la dermatología moderna con la vuelta a las raíces de la medicina, donde el medico cura a veces, pero debe aliviar siempre.