La lipotransferencia optimizada para el aumento de una talla o talla y media, así como la novedosa colocación de prótesis con microesferas y con un 30% menos de peso, son técnicas que en IML se realizan de forma combinada para evitar la apariencia neumática del pecho, las contracciones capsulares y otros detalles delatores como el rippling, los desniveles o el canalillo descarnado.

AUMENTO MAMARIO SIN PROTESIS

La lipotransferencia optimizada es una técnica largamente practicada en IML para aumentar talla o talla y media de pecho. Se realiza con tecnología de circuito cerrado, que garantiza la pureza de la grasa extraída en la zona donante y su viabilidad en la zona receptora. Este bio-injerto de grasa autóloga se introduce buscando la personalización del aumento mamario, centímetro a centímetro y con 10 cc de grasa a cada paso, lo que permite definir la forma y el volumen, así como corregir posibles asimetrías. Las áreas de recepción son:

PLANO SUBGLANDULAR: Es la base del pecho, el mayor reservorio de tejido graso y donde se puede realizar la mayor aportación de injerto para ganar en volumen.

POLO INFERIOR: Es el área que va desde el pezón hasta el surco submamario. La aportación de grasa permite recrear el mismo efecto de las almohadillas “push-up”

POLO MEDIAL: Es la zona del canalillo. La infiltración grasa sobre la línea media del esternón consigue una transición de
curvas suavizadas en los escotes descarnados, excesivamente huesudos.

POLO LATERAL: Es el espacio que cubre la parrilla costal hasta la línea vertical del borde axilar más cercano. El aporte graso
a esta zona permite realzar el volumen de forma natural y ganar en proyección.

POLO SUPERIOR: Es la zona del escote propiamente dicha, que a veces presenta un tórax descarnado, con una implantación baja del pecho. Un suave relleno aporta continuidad a la forma y suaviza irregularidades.

PLANO INTRAFASCIAL: Es el nivel entre el músculo pectoral mayor y la fascia que lo recubre, cuya alta vascularización asegura la viabilidad de la grasa. El injerto sutil en este plano contribuye a lograr mayor volumen.

 

AUMENTO MAMARIO CON PROTESIS

La cirugía de aumento mamario ha sufrido pocas modificaciones, salvo en la calidad de las prótesis, que ofrecen más garantías y mejores prestaciones. En IML confían en la marca Mentor y en la marca B-Lite, de reciente incorporación.

La técnica consiste en colocar el implante a nivel retropectoral, donde se realiza un bolsillo lo suficientemente amplio como para permitir la misma movilidad de la mama al tumbarse. La vía de abordaje se realiza en el límite periareolar o en el surco submamario, zonas donde las cicatrices pasan desapercibidas.

PRÓTESIS MENTOR: Su garantía de por vida frente a la ruptura, así como su diseño anatómico, constituyen ventajas suficientes para la elección de estos implantes en situaciones estándar. Otros atributos a considerar son su tacto, que es indistinguible al de la mama natural, y su textura, que reduce tanto la rotación como las contracturas. Su estructura tridimensional, con medidas prácticamente individuales para cada tipo de mama, consigue además, personalizar
la cirugía.

PRÓTESIS B-LITE: De reciente aparición, tienen los mismos estándares de calidad que la anterior, pero pesan un 30% menos. La razón de su ligereza estriba en sus microesferas, que son microscópicas, resistentes, extremadamente ligeras y muy estables. Biocompatibles y largamente utilizadas en dispositivos médicos o cosméticos, se integran en el gel cohesivo del relleno y presentan una adhesión permanente. Tanto su tamaño como su forma, no varían con la temperatura o la presión sufrida durante la práctica de deportes como vuelos, submarinismo, alpinismo, etc. En IML son utilizadas en interés del paciente,
bien porque éste sea deportista, bien porque requiera un lifting mamario, o desee prótesis grande de menos peso

 

LIPOTRANSFERENCIA + PRÓTESIS

En IML se practica una técnica mixta, que supera las limitaciones de la Lipotransferencia simple, cuándo se requiere mayor volumen u otras correcciones adicionales.

LIPOTRANSFERENCIA COMPLEMENTARIA:

Persigue la total naturalidad de la prótesis implantada mediante retoques en el polo lateral, el canalillo, el esternón o el escote en el mismo acto quirúrgico.

LIPOTRANSFERENCIA CORRECTORA:

Matiza los detalles que delatan un pecho previamente operado mediante pequeñas cantidades de grasa autóloga, que se extrae donde sobra y se implanta estratégicamente donde falta, para corregir casos como:

– Demasiada tensión y orientación fija de las mamas.

– Falta de basculación con los movimientos o los apoyos.

– Desnivel delator en el canalillo, que evidencia la presencia de prótesis.

– Falta de volumen en el polo superior lateral externo.

– Ausencia de tejido blando (mamario) sobre el costillar lateral.

– Rippling o presencia de pliegues protésicos en el lateral externo, que se adivinan en algún punto de la superficie cutánea.