No es nada nuevo que las cejas son el marco del rostro y que determinan las facciones y la expresión. Pero no pueden ser estándar, sino adaptadas a los rasgos de cada persona; y el diseño mediante depilación o maquillaje no estaría completo sin el tratamiento médico estético de cabecera: la toxina botulínica, de la que según el último informe de la ISAPS (International
Society of Aesthetic Plastic Surgery) en 2017 se realizaron casi 5 millones de procedimientos, un 1% más que el año anterior . El Dr. Leo Cerrud explica las claves para conseguir unas cejas perfectas en 6 preguntas.

1. ¿Qué puede hacer el bótox por el diseño de cejas?

“En Medicina Estética todo se hace en función de las características de cada rostro, pero en el DCT o diseño de cejas con toxina aún más. La ceja, en su estructura, se puede alterar en todas sus partes: cabeza, cuerpo y cola. El bótox bien aplicado es capaz de levantar o bajar cualquiera de esas zonas”, explica el dr. Cerrud.

2. ¿Consigue el bótox unas cejas con diferentes formas?

“Por supuesto. Con el bótox, y dentro de unos límites anatómicos, se pueden rediseñar las cejas como mejor nos convenga: rectas, con arco, con ángulo, altas, bajas, fijas, hipermóviles, etc”.

3. ¿Dónde está el secreto para un diseño de cejas top con toxina botulínica?

“A parte de la experiencia, el secreto está en un control absoluto de los músculos involucrados en la elevación, aproximación y descenso de las cejas: por un lado el músculo corregador (parte interna del arco superciliar), piramidal (dorso de la nariz y entrecejo) y orbicular (de los párpados), y por otro lado el músculo frontal”.

4. ¿Cómo saber si un bótox en las cejas está mal hecho?

“Las cejas hiperactivas, las famosas cejas disparadas y descontroladas indican una mala utilización de la toxina. Las inmóviles, muy rectas e inexpresivas, y aquellas con pequeñas arrugas por encima y acompañadas de una frente lisa, también. Las cejas con un ángulo muy cerrado y excesivamente altas se conocen como “Mefisto”, por claras alusiones al supervillano de los cómics Marvel y a la maldad que reflejan. Son el primer error del principiante y son muy fáciles de corregir, en manos de un buen profesional”.

5. ¿Se puede combinar el bótox con otra técnica?

“Hace años para el diseño de cejas se combinó el bótox con el Ácido Hialurónico, pero sin mucho éxito. Los hilos COG (espiculados de poidioxanona o PDO) son una alternativa para las cejas que se resisten al bótox, pero ofrecen resultados poco naturales”.

6. ¿Qué gana la expresión con un buen diseño de cejas vía bótox?

“Se abre la mirada y se produce un rejuvenecimiento sutil pero satisfactorio, además de un efecto tensor sobre el párpado superior”.

 

Softox: la técnica del Dr. Leo Cerrud para un bótox natural

El juego de palabras lo dice todo: soft-bótox es la toxina botulínica aplicada mediante una técnica única Patient Friendly (amable, sin traumas) por el Dr. Cerrud: de manera estratégica, suave, progresiva, en el número mínimo de “pinchazos” y sin dolor, para difuminar (nunca planchar) las arrugas del entrecejo, la frente y las patas de gallo. Gracias a la técnica Softox en las cejas se consigue conservar la expresión de la mirada, abrirla, refrescarla y rejuvenecerla.