Pierre NEs uno de los doctores de mayor experiencia y prestigio en el mundo de la cirugía y la medicina estética. El Doctor Pierre Nicolau repasa con nosotros el decálogo al completo de la buena praxis de doctores y pacientes, se detiene en el análisis de nuevas técnicas y nos descubre muchas de sus facetas. Es el caso de su lado más solidario, que le ha llevado a tratar a grandes quemados en países del tercer mundo y a conocer de cerca y desde otras perspectivas, la materia de la que están hechos hombres y mujeres.

El Dr. Pierre Nicolau ha escrito un gran número de trabajos científicos y publicaciones sobre diferentes temas en los que destacan los que analizan el tratamiento de los grandes quemados y las secuelas de la obesidad. Además de todo esto, Pierre Nicolau es un especialista internacional en los efectos que pueden provocar los productos de relleno que se utilizan en la actualidad. Es una referencia mundial en el análisis de los productos actuales. Y   suma a su trayectoria la experiencia de su eficiencia como cirujano y los cientos de casos, de una u otra naturaleza que ha tratado.

De una amplísima y reconocida experiencia y trayectoria, el Dr. Nicolau, tiene las cosas muy claras: “En la cirugía ayudas a la gente a vivir en armonía consigo mismos, a ser ellos mismos. Si alguien viene a mi consulta con una fotografía de otra persona y me dice quiero ser cómo ella no la atiendo. Sólo llevaría al fracaso. Aunque yo sea capaz de hacerlo, soy un cirujano, no un psicólogo. Mis 35 años de práctica me han dado la habilidad de discernir y ser capaz de decir que no. Aunque técnicamente pueda resultar un éxito, podría ser un fracaso sobre la persona. De todas maneras puede haber pacientes que mienten y  al final es su responsabilidad”. Según el doctor, los pacientes tienen que entender que es un acto médico, no una visita a una tienda de cosméticos. “No deberían sorprenderse de ser preguntados sobre su historial médico, los tratamientos que ya toman o las cirugías que han tenido. Mentir o disimular algunas cosas al médico plástico puede traer consecuencias muy negativas”.

La juventud eterna

La búsqueda de la eterna juventud es una característica social hoy en día. Para el Dr. Nicolau, se ha convertido en una nueva religión que responde a que la gente no quiere morir. “Queremos ser eternos. Queremos vivir cientos de años. La gente viene a los cirujanos estéticos igual que se iba a la iglesia, les da esperanza. La esperanza es muy importante en la vida pero no debe ser utilizada como una debilidad por el profesional”.

Una vez abordamos la cuestión de la eterna juventud, lifting es el primer concepto que nos viene a la cabeza. El segundo, la revolución de los hilos tensores. Aprovechamos la ocasión para analizar con este experto, estudioso además de los efectos secundarios de rellenos y métodos no invasivos en medicina estética, la técnica que desde hace unos años ha transformado el concepto de ‘lifting’, los hilos tensores.

Entre los 30 y 45 años, muchas mujeres y hombres quieren reducir el impacto de las primeras arrugas o unos surcos demasiado marcados que le incomodan o desfavorecen. Sin necesidad de recurrir a un lifting, existen técnicas que ofrecen muy buenos resultados y muy naturales con una larga duración. Estas técnicas requieren una buena calidad de piel y un envejecimiento ligero ya que a partir de determinadas edades es preferible utilizar otras técnicas.

Le pedimos al doctor que nos explique con más detalle, ¿en qué consisten los hilos tensores?

“La técnica de los hilos tensores es utilizada para retrasar un lifting eventual, no requiere hospitalización ni anestesia general. Mediante diferentes técnicas se introducen en profundidad en las líneas decaídas del rostro y el cuello ofreciendo un mayor grosor a la piel y un mejor tono.

Es un sostén activo o pasivo, dependiendo del tipo de hilos utilizados.

Las diferentes técnicas son:

> Hilos en cono. Se trata de pequeños conos reabsorbibles que permiten un anclaje sólido en los tejidos. Los hilos con cono presentan menores riesgos de asimetría o desplazamiento que otros. Duran unos 3 años dependiendo de cada caso. Otra ventaja de los hilos de cono es que proporcionan el mismo efecto que los utilizados en remallado (otra técnica pasiva que no tensa los tejidos) y están hechos con un eficiente estimulador de colágeno, lo cual no sólo proporciona un efector duradero, sino que permiten que el hilo desaparezca por sí mismo. Además esto puede ser mejorado inyectando unos días después líneas paralelas de estimuladores de colágeno blando y natural.

> Técnica de los Rizos ‘Curl lift’. El médico pasa el hilo tensor por debajo de la piel, realizando un rizo que rodea la zona a moldear. Es más activo pero el relajamiento podría reaparecer en unos meses. A causa del efecto “hilo para cortar la mantequilla” del rizo.

> Los hilos con muescas o hilos rusos. Con esta técnica los hilos se mantienen en su lugar gracias a sus muescas recortadas que se enganchan bajo la piel, evitando que se desplace. Su inconveniente es que para que sean eficaces es necesario colocar varios, lo que puede estirar el rostro. En caso de ‘desprendimiento’ pueden aparecer asimetrías en el rostro. La experiencia indica que no durarán más de un año.

Finalmente hay que recordar que los hilos de oro, tan atractivos publicitariamente, no son en absoluto aconsejables ya que al ser rígidos podrían romperse y provocar inflamaciones importantes.”

Y en todo este proceso, el de la detención del paso del tiempo, Pierre Nicolau insiste: “Hay que enseñar a los pacientes a tomar sus propias decisiones. Sin embargo, existe la paradoja de que la gente, aún queriendo pacer jóvenes y saludables, al mismo tiempo se destruye; fuman, exponen su piel excesivamente al sol, comen mal y duermen mal.”

La cuestión ética

Por supuesto, en la clínica del Dr. Nicolau se alerta al paciente que no tiene un cuidado general de sí mismo: “Yo he llegado a rechazar a pacientes por no querer dejar de fumar. Con mi edad y experiencia el dinero no es algo imprescindible y puedo rechazar a los pacientes que no cooperan. No necesitar dinero debería ser una condición imprescindible para trabajar en cirugía plástica. Tenemos que pensar en qué podemos hacer por los clientes y no en qué pueden hacer  ellos por nosotros”.

La cuestión ética es: hay que enseñar a los pacientes a tomar sus propias decisiones. “Ellos preguntan,  doctor, ¿cómo me puede ayudar?

Mi respuesta es: “Enséñame en el espejo lo que no te gusta. Trataré de entenderlo y encontraremos la solución juntos”.

Para el Dr. Pierre Nicolau es muy importante la explicación del acto médico. “Necesito trabajar junto con el paciente. Del mismo modo en que el paciente necesita tener confianza en el médico que le va a operar, yo necesito tener la confianza de que el paciente va a seguir las indicaciones que le proporcione. En este sentido la operación es sólo una parte de todo el proceso”.

La consulta inicial

En esta consulta el doctor evalúa las zonas que deben ser tratadas y si existen tratamientos asociados a recomendar.

“En esta primera consulta el/la paciente puede profundizar y resolver todas sus dudas sobre la intervención. Se evalúan las zonas a ser tratadas y si existen tratamientos asociados recomendados. Para esto, se evalúan las condiciones locales: el estado de la piel, de los músculos, sobre todo para el rostro y el vientre, la cantidad y la repartición de grasa debajo de la piel, etc.

También hay que tener en cuenta sus deseos: por ejemplo, el volumen de pechos deseado, las zonas que no desea modificar y sus preferencias en cuanto al lugar dónde quiere que esté la cicatriz.

En función de estas circunstancias y de los requerimientos personales se propone una opción”.

Fases de la consulta

1. Entender y conocer el problema. Muchas veces el paciente viene con la solución, quiero una liposucción, sin tener todos los componentes para saber si es eso lo que va a resolver su problema o no.

2. Diagnóstico. Es la valoración médica junto con el paciente del problema.

3. Valoración de soluciones. El paciente valorará entre posibles alternativas. Del mismo modo en que el paciente necesita tener confianza en el médico que le va a operar, yo necesito tener la confianza de que el paciente va a seguir las indicaciones que le proporcione.

4. Elección con el paciente según diferentes criterios tanto médicos como personales. (Disponibilidad de tiempo, etc.)

5. Selección de la técnica e implementación.

Postoperatorio

Tras la operación es necesaria una segunda visita para controlar los resultados, verificar la evolución y retirar los puntos de sutura. La supervisión del cirujano se mantiene durante un tiempo ya que la recuperación total en algunas ocasiones va a durar meses o el paciente puede ir viviendo una evolución que es conveniente valorar. De esta manera se detecta cualquier anomalía y se toman las medidas pertinentes para evitar problemas al paciente.

Se establecen visitas tras varios días después, al mes, 3 meses y un año.

Su faceta más solidaria

Existen muy pocos expertos en el mundo capaces de reconstruir las secuelas provocadas por las grandes quemaduras. El Dr. Nicolau es uno de ellos y por eso su labor humanitaria tiene un papel fundamental, un gran valor médico y humano.

India y Pakistán, mujeres quemadas por sus maridos

El Dr. Pierre Nicolau ayuda a su recuperación. Entre las múltiples vivencias que narra el Dr, la imagen de las mujeres quemadas por sus maridos es una de las que más le ha impactado. En un intento por asesinarlas, los maridos las queman vivas con el objetivo de contraer un nuevo matrimonio eliminando una carga.

Habitualmente simulan accidentes domésticos para escapar de la justicia. “Una vez traté a un hombre con una extraña marca en el pecho en forma de cruz y una gran quemadura que cubría toda la espalda.  Cuando supe más del caso descubrí que intentó quemar viva a su mujer quien en su agonía se lanzó sobre él dejando un claro testimonio de que no había sido un accidente doméstico sino un asesinato”, explica el Dr. Nicolau.

En el caso de los niños, habitualmente se trata de accidentes domésticos provocados por la iluminación con velas al no tener luz eléctrica.

Ha colaborado con Children Action en Vietnam. Y en África fue invitado de 4 a 5 veces al año durante más de una década para realizar las operaciones necesarias con el fin de corregir las secuelas de las quemaduras graves.

El Dr. Pierre Nicolau ha pasado gran parte de su vida tratando las secuelas de grandes quemados y las secuelas estéticas de los adelgazamientos tras casos de obesidad mórbida. Esta dedicación, lejos de hacerle pensar que la cirugía plástica y estética es de una importancia menor le ha hecho otorgarle toda su trascendencia y valor.

Dr. Pierre Nicolau

Clínica Doctor Nicolau

> Miembro de la Sociedad Francesa de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética SOF-CPRE, Sociedad Francesa de Estudio y Tratamiento de Quemados, SFETB, de la Sociedad Internacional de Cirugía Estética Plástica, ISAPS y de la Sociedad Española de Medicina Estética, SEME.

> Desde el año 2003, participa en la enseñanza del Diploma Inter Universitario, Evaluación y control de las técnicas de inyección y de relleno en dermatología y cirugía plástica, Universidad PARIS V, PARIS XII, donde se forma a los médicos dermatólogos y cirujanos en las inyecciones de relleno y en la toxina botulínica. Además ha impartido cursos sobre técnicas de cirugía y medicina estética a los residentes del servicio de cirugía plástica del Profesor Maurice Mimoun. La formación del Dr. Pierre Nicolau es permanente.

> Participa continuamente en Congresos en todo el mundo.

> Ha presentado más de 200 comunicaciones en congresos internacionales, en Europa, USA, Asia. Ha impartido cerca de 180 sesiones de enseñanza en diferentes países del mundo y ha publicado 37 artículos en numerosas revistas científicas internacionales y en diferentes libros especializados.