Imagen 1Algo tan cotidiano como sudar puede convertirse en un auténtico problema en actividades cotidianas como conducir o dar la mano al saludar en una entrevista de trabajo. El estrés o situaciones especiales pueden ser una auténtica complicación no solo estética sino también para la salud y las relaciones sociales.

 

Tenemos tres millones de glándulas sudoríparas que regulan la temperatura de nuestro cuerpo. Lo normal es generar como mucho un litro y medio de sudor por hora, pero las personas más activas pueden llegar a sudar hasta 4 litros, especialmente las personas deportistas. El problema surge cuando se padece hiperhidrosis y se suda en exceso en situación de relajación y normalidad.

 

La hiperhidrosis es una enfermedad que afecta al 3 por ciento de la población. Hasta ahora se recurría al botox para intentar paliar sus efectos pero la ciencia ha dado un paso más allá. Gracias a la aplicación de una novedosa técnica se consiguen desactivar las células sudoríparas atacando su contenido líquido y solucionar el problema después de 6 sesiones de media y sin necesidad de anestesia.

CURIOSIDADES

 

·         Sudar en exceso es un problema pero dejar de sudar también lo sería y podría provocarnos hasta la muerte. Su función es tan importante hasta el punto de que si dejáramos de sudar, nuestra temperatura interior aumentaría hasta lesionar nuestros tejidos.

·         El sudor causado por estrés huele peor.

·         Los hombres sudan un 50% más que las mujeres.

·         Sudar en exceso puede causar alteraciones en el sistema metabólico, digestivo y endocrino.

·         El exceso de sudoración lo padecen deportistas como Zinedine Zidane o Karim Benzema.

Se trata de un tratamiento único desarrollado por Alma Lasers. Gracias a la tecnología dieléctrica se controla de manera absoluta el nivel de profundidad en el que se concentra la energía. Se consigue de esta manera reducir el exceso de sudor en axilas y el mal olor. Un problema   que afecta a 1.200.000 personas en España provocando serios problemas de relaciones sociales y laborales y pérdida de autoestima. Datos basados en el estudio de la revista médica Jano.

 

¿Cómo funciona Sudor off?

Se aplica la tecnología más novedosa de termoterapia dieléctrica que desactiva las células sudoríparas, atacando su contenido líquido.

Se aplican altas dosis de calor en diferentes niveles de profundidad de la piel, en los que se encuentran las células sudoríparas ecrinas y apocrinas. De esta manera se desactivan estas células con el objetivo de detener la generación de líquido, causante del sudor y del mal olor.

 

Ventajas del tratamiento

 

·        Es un tratamiento no invasivo.

·        No requiere procedimientos quirúrgicos ni inyectables.

·        Se recomienda realizar un ciclo mínimo de 4 sesiones y programar una sesión a la semana.

·        El médico puede indicar más sesiones en función del índice de sudoración que presente el paciente.

·        Desde la primera sesión, de unos 30 minutos de duración, se notan los resultados.

 

¿Cómo se desarrolla el procedimiento?

Antes y al final de cada sesión, el médico realiza una prueba para medir y marcar el área de sudoración.

A continuación, el médico aplica un gel específico y empieza a aplicar la energía en la zona de tratamiento.