Las varices, dilataciones anómalas de las venas, son consecuencia o bien de factores genéticos o de problemas circulatorios. Por ello, a menudo se piensa que son marcas difíciles de borrar, que no hay nada que hacer, como sucede con las estrías. Sin embargo, pocos saben que deshacerse de estas marcas antiestéticas y a menudo dolorosas es posible mediante un tratamiento fácil e indoloro llamado esclerosis.

 ¿Qué son las varices y por qué aparecen?

A simple vista, las varices son venas más marcadas de la habitual. Son una serie de ramificaciones que cobran un color lila oscuro y contrastan con el tono de piel. En ocasiones, estas venas marcadas pueden mostrar un poco de relieve. Lo más común es que las varices aparezcan en las piernas y en mayor medida en mujeres adultas.

Técnicamente, las varices son una manifestación de una patología muy común en nuestra sociedad, la insuficiencia venosa. Esta alteración puede provocar dolor, hormigueo o adormecimiento, pero aunque no siempre comportan un problema de salud, lo que sí que provocan es un efecto antiestético en las piernas.

Los factores genéticos y los problemas circulatorios son los principales causantes de la aparición de varices. A menudo los problemas circulatorios son consecuencia de permanecer muchas horas de pie y con calzado poco apropiado.

 ¿En qué consiste la esclerosis de varices?

La esclerosis de varices es un tratamiento sencillo que consigue eliminar las varices además de acabar con los problemas de salud que comportan. Se trata la patología mediante la infiltración de un líquido esclerosante que se inyecta en la vena más gruesa que da lugar al resto de ramificaciones.

El tratamiento es prácticamente indoloro y cada sesión, realizada en consulta, suele tardar entre 20 y 40 minutos. Todo depende de la cantidad de varices y arañas vasculares a eliminar. La cantidad de sesiones también dependerán de este mismo
factor.

Los resultados de la esclerosis de varices pueden ser casi permanentes siempre y cuando se sigan las recomendaciones una vez realizado el tratamiento. Algunas de ellas son el uso de medias de compresión, elevar las piernas para favorecer el retorno venoso siempre que sea posible y realizar ejercicio de forma moderada. También es recomendable evitar estar muchas horas de pie y con calzado alto.

Ya que el uso de medias de compresión es uno de los requisitos básicos para que los resultados se mantengan, el otoño e invierno son las estaciones más recomendables para realizar el tratamiento. Así nos aseguramos unas piernas perfectas de cara al próximo verano.

 


SOBRE DR. ÓSCAR JUNCO, CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA:

El Dr. Óscar Junco Polaino lidera un equipo formado por profesionales altamente cualificados y de reconocido prestigio que trabajan conjuntamente para la mejora de la salud y belleza de sus pacientes manteniendo el equilibrio entre la armonía física, el bienestar y la salud.

La combinación de su experiencia, tecnología y práctica quirúrgica actualizadas convierten al equipo en un referente de eficacia y calidad, logrando los mejores resultados en el marco del prestigioso Hospital CIMA de Barcelona.

El Dr. Junco y su equipo ofrecen una atención totalmente personalizada y una relación directa con los pacientes desde la primera visita que es totalmente gratuita y donde se informará de las soluciones para resolver cada problema.