Con el paso del tiempo la piel del cuerpo va perdiendo tensión y aparecen arrugas, descolgamientos y cúmulos de grasa localizada. Los codos y las rodillas son regiones del cuerpo a las que prestamos poca atención y que sin embargo son un signo inequívoco de la edad ya que se ablandan, se cubren de pliegues y se quedan poco a poco sin tono haciendo que mujeres (y hombres también) no quieran enseñarlos.

 Desde las Clínicas Mato Ansorena nos cuentan los 2 mejores tratamientos para rejuvenecer tus rodillas y codos y que este verano luzcan más bonitos y cuidados que nunca.shutterstock_1830740-baja

- Rodillas y codos bonitos con ÁCIDO HIALURÓNICO: El ácido hialurónico es una clase de azúcar complejo, que posee una consistencia viscosa y tiene una función estructural. En nuestro organismo está presente en las articulaciones, cartílagos y piel. Asimismo, posee la capacidad de retener grandes cantidades de agua y su concentración va disminuyendo con la edad. Esta capacidad para retener agua, así como para estimular colágeno, hacen que sea empleado, además de en la traumatología, en la medicina estética. Se distinguen dos tipos de ácido hialurónico:

  • El ácido hialurónico no reticulado o poco denso: Este ácido se emplea en forma de microinyecciones, sobre todo en el área de la cara, con el fin de hidratar la piel y estimular la producción de colágeno en las zonas de piel fina y debilitada.
  • El ácido hialurónico reticulado y, por tanto, de mayor densidad, se usa con frecuencia como producto de relleno, con el objetivo de reponer volúmenes perdidos o corregir surcos faciales. Este es el tipo de ácido hialurónico que será empleado para el rejuvenecimiento de las áreas corporales de las manos, los codos y las rodillas.

shutterstock_9671224- Rodillas y codos bonitos con HILOS TENSORES: Los hilos de polidioxanona (PDO) son hilos reabsorbibles que el organismo metaboliza por hidrólisis (Formación de un ácido y una base a partir de una sal por interacción con el agua).Los tratamientos con hilos tensores corporales PDO se han convertido en una herramienta para mejorar la flacidez, no sólo del rostro, sino también de zonas corporales como codos y rodillas que, por la edad, la pérdida brusca de peso u otros factores, han perdido su tensión natural y han ganado flacidez. En medicina estética, los hilos reabsorbibles de PDO se utilizan para redensificar el tejido, su aplicación en los puntos y zonas que queremos tratar van a estimular la síntesis de colágeno y elastina, dando de nuevo tensión al tejido.