Imagen 1El invierno no tiene porque ser sinónimo de frío, viento y lluvia. Desde el  Centro de Medicina y Estética Felicidad Carrera os proponemos los  tratamientos estrella para estos meses en los que es una ventaja que el sol  no nos acompañe para que podamos lucir sus resultados el resto del año.

1. DÍ ADIÓS A LAS MANCHAS y ESTRENA PIEL El invierno es un momento fabuloso para despedirse de las manchas de  nuestro rostro ya que no debemos exponernos al sol. El tratamiento por  excelencia por los estupendo resultados es la luz pulsada intensa, IPL, que  se basa en flashes cortos de luz muy brillante. Cuando un rayo de luz  brillante entra en la piel, ciertos pigmentos naturales la absorben y la  convierten en calor. Las sustancias o cromóforos de la piel capaces de  absorber la luz son la melanina, la oxihemoglobina/hemoglobina y el agua.

El efecto que se produce en la piel se llama fototermolisis selectiva y  consiste en destruir un objetivo sin dañar el tejido circundante.  Tiene múltiples indicaciones desde el tratamiento de las manchas solares y  de fotoenvejecimiento en rostro, escote o manos, cuperosis, acné, arrugas  superficiales y otras lesiones vasculares.  Con él también conseguimos cerrar los poros, un tono más homogéneo, luminosidad, mejora del acné y  de los capilares dilatados, lesiones vasculares y arrugas superficiales.

2. OBJETIVO: BORRAR VARICES  La aparición de varices tiene un alto componente genético, hormonal y de  estilo de vida. El tratamiento que hemos contrastado por sus  extraordinarios resultados es el de la esclerosis con espuma. La esclerosis  con espuma consiste en una inyección directa en la vena a tratar de una  sustancia esclerosante en forma de espuma que produce una reacción  inflamatoria de las paredes de la vena y termina con la desaparición de la  misma.

Con esta terapia se puede tratar todo tipo de venas, incluso los grandes  ejes safenos, y es un gran adelanto frente a la esclerosis en forma líquida.

La esclerosis con espuma es un tratamiento ambulatorio por lo que la paciente puede incorporarse a su vida normal con el simple uso de una  media durante las 24 horas siguientes. Este tratamiento se realiza en  sesiones, cada una de ellas de 30 min, y distanciadas como mínimo 15 días  y el número de las mismas en función de cada caso.

Los escasos efectos adversos, son que a nivel local pueden aparecer  pequeñas pigmentaciones, que posteriormente desaparecen y que son  más acusadas en pacientes con piel más oscura. Por este motivo los meses de otoño/ invierno son los mejores para someterse a este tratamiento dado que las piernas no están expuestas al sol.

La clave de este procedimiento es que lo realice un médico especialista en  angiología y cirugía vascular con mucha experiencia para que el resultado  sea excelente. En nuestro centro contamos con la Dra. Bernal, médico  adjunto del servicio de Cirugía Vascular en el Hospital Ramon y Cajal, con  muchos años de experiencia en el tratamiento de varices.

3. BORRANDO LUNARES.  Los dermatólogos recomiendan quitar los lunares que cambian o que  tengan unas características diferentes a las de los lunares comunes y en  esos casos no conviene esperar. Sin embargo estos meses sin sol son los  ideales para eliminar todo tipo de lesiones cutáneas antiestéticas que  llevemos tiempo deseando perder de vista.

Nevus, verrugas, queratoris actínica y seborréica y otro tipo de lesiones  cutáneas que nos molesten porque es conveniente evitar la exposición solar trans la pequeña intervención durante un tiempo.

Anteriormente hubiéramos incluido en esta lista a la depilación láser pero desde la aparición de los nuevos láseres realmente podemos aplicarla en cualquier época del año sin dañar la piel ante la exposición del sol.

Después de este repaso a los tratamientos que debemos hacer en esta temporada invernal estaremos preparados para los meses de primavera y  verano que cada día están más cerca.