Imagen 1Los famosos ángeles de Victoria Secret han puesto de moda la llamada tendencia Thigh Gap, que consiste en tener una separación de al menos 2 cm entre los muslos al juntar las piernas. Muchas jóvenes se someten a durísimas dietas para conseguirlo, sin embargo según el doctor Antonio Tapia “es una característica que depende de la morfología del cuerpo de cada uno, por lo que resulta bastante peligroso querer conseguir esta apariencia a través de la dieta, ya que hacerlo puede tener consecuencias graves”. Por esta razón algunas mujeres estadounidenses están recurriendo a tratamientos no invasivos de medicina estética para conseguir este efecto, pero  el doctor asegura que “con ese tipo de tratamientos volverá a salir el paquete graso, por lo que la mejor opción es la técnica de lipoescultura”.  Lipoescultura

La lipoescultura es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo. La  extracción de grasa se realiza a través de pequeñas incisiones en la piel, mediante una cánula con orificios en su extremo que está conectada a una jeringuilla con la que se genera el vacío necesario para aspirar o succionar el tejido adiposo.

Para conseguir el efecto Thigh Gap habría que vaciar el acumulo de grasa del tercio superior interno de los muslos y “completar la operación eliminando también la grasa de la cara interna de la rodilla” para crear armonía. Esta técnica que se realiza mediante anestesia local y sedación,  no es necesario que vaya acompañada de otras intervenciones en glúteos o en cartucheras (aunque sí es posible hacerlo) y, según el doctor, “no tiene contraindicaciones, únicamente no se debería realizar si la piel de la zona presentara mucha laxitud”.

A pesar de ser algo que se ha puesto muy de moda ahora entre las jóvenes americanas y está llegando a España con mucha fuerza, el doctor afirma que “es una operación que se lleva haciendo con éxito desde hace años en mujeres entre 25 y 40 años”